05/06/2020

Desafían en Hong Kong la prohibición de recordar la masacre de Tiannanmen

La oposición hongkonesa accedió al parque de la Victoria para conmemorar, como cada año., la matanza de Tiannanmen. Taiwán denunció que China intenta que todo el mundo se olvide de aquel día. Pekín pasa página y muestra sus logros para forzar, sin éxito, el olvido.

GARA|HONG KONG
0605_mun_hongkong

La oposición hongkonesa desafió la prohibición para conmemorar el 31 aniversario de la matanza de Tiannanmen y los manifestantes entraron en el parque Victoria, cuyo acceso estaba terminantemente prohibido para impedir la vigilia de la noche del 3 al 4 de junio en recuerdo a los cientos de muertos por la represión china a las demandas estudiantiles de apertura en el año 1989.

La matanza, que puso fin con los tanques a siete semanas de manifestaciones de estudiantes y obreros, es tabú en China.

Ayer mismo, un fotógrafo de la agencia AFP fue obligado a eliminar la mayoría de las imágenes que estaba tomando cuando circulaba cerca de la Plaza Tiananmen.

Hong Kong es el único enclave del país donde el levantamiento y la matanza son conmemorados cada año, lo que ilustra el estatus de libertades único vigente en la antigua colonia británica tras su retrocesión a China, pero bajo el paraguas del modelo «un país, dos sistemas» en un plazo de 50 años, desde su entrada en vigor en 1997 hasta 2047.

Represión política

Pero, por primera vez en tres decenios, la vigilia no fue autorizada por la Policía, que invocó los riesgos ligados al coronavirus, aduciendo que las reuniones de más de ocho personas siguen oficialmente prohibidas.

«Yo no creo que sea por la pandemia. Es pura represión política», aseguraba Wong, un hombre de 53 años que se negaba a dar su identidad completa y se arrodillaba cerca del parque para homenajear a las víctimas de Tiannanmen. «Mucho me temo que la vigilia anual sea ya historia», lamentaba.

La conmemoración reúne todos los años a mucha gente en Hong Kong, donde los recelos al poder de Pekín son crecientes.

Ya el año pasado el treinta aniversario coincidió con un contexto político muy tenso por el plan del Ejecutivo hongkonés para aprobar una ley que abría la puerta a la extradición de detenidos a China.

Justo una semana después comenzaron los siete meses de manifestaciones casi cotidianas contra el plan chino.

También en Taiwán

Vigilias similares estaban previstas en Taiwán y entre la diáspora china en Occidente.

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing Wen, y el primer ministro, Su Tseng Chang, han hecho un llamamiento para recordar a todas las víctimas de la masacre.

«En el mundo entero, cada año tiene 365 días. Pero en China uno de esos días es deliberadamente olvidado». denunció en Twitter la presidenta.

Preguntado por el aniversario, el portavoz de Exteriores chino, Zhao Lijian, señaló que Pekín «tiene una conclusión clara sobre los disturbios políticos acaecidos a finales de los ochenta». «Los grandes éxitos de la nueva China a lo largo de los últimos 70 años han demostrado que la vía de desarrollo elegida por China es la correcta», zanjó.

Todo ello mientras testimonios de la época señalan que, más allá de en la emblemática plaza de Pekín, en toda China registraron manifestaciones reprimidas por el régimen.

Destaca, entre aquellas. las que tuvieron lugar en Chengdu, en el centro del país, y que del 5 al 7 de julio se saldaron con la muerte de 300 personas y un millar de heridos.

Injuriar el himno chino, cárcel en Hong Kong

El Parlamento de Hong Kong aprobó ayer la ley que penalizará con hasta tres años de cárcel y multas de hasta 50.000 dólares hongkoneses (5.750 euros) las injurias a la Marcha de los Voluntarios, el himno oficial de China.

La ley se aprobó por 412 votos a favor y solo 1 en contra en un pleno polémico en el que opositores exhibieron pancartas en recuerdo de la masacre de la plaza de Tiananmen en 1989 y su único diputado arrojó líquido fétido en la sala, lo que provocó la suspensión del pleno tres horas.

La oposición, que ve en esta ley una intromisión de Pekín tras las mayores movilizaciones de las últimas décadas, salió a la calle el 27 de mayo para impedir el debate en el hemiciclo, episodio que se saldó más de 300 detenidos. El debate ha coincidido con la inminente imposición de una ley de seguridad nacional redactada por las autoridades centrales.

«Esperamos que la población respete el himno nacional, símbolo y señal de nuestro país» dijo Erick Tsang, ministro de Asuntos Constitucionales hongkonés. GARA

EN TODA CHINA


«En las capitales de cada provincia había marchas... en Chengdu, en Changsha, en Wuhan, en Shanghai... había protestas y manifestaciones», cuenta el abogado Sui Muqing, entonces estudiante de tercer curso de Derecho en Pekín y uno de los últimos en abandonar la plaza de Tiananmen.