Alberto CASTRO
AL CIERRE

La recesión paraliza las bolsas