21/12/2013

Los trabajadores de las «villavesas» salen hoy a la calle junto a los usuarios

La huelga en el transporte urbano de la comarca de Iruñerria ha llegado a su sexto día, después de que las últimas negociaciones finalizaran sin acuerdo. Hoy, trabajadores y usuarios se manifestarán en favor de una solución al problema y en apoyo al trasporte público.

GARA
Salarios. El presidente del comité de empresa, Alberto Iribarren, denunció que la empresa «no está actuando correctamente porque lo único que le interesa es que las nuevas contrataciones tengan un 20% menos de salarios».

La manifestación partirá a las 18.00 horas de la tarde desde la antigua estación de autobuses de Iruñea y han llamado a participar en ella tanto los empleados las «villavesas» como los usuarios de autobuses y distintos colectivos sociales. Con la marcha pretenden que se tengan en cuenta las reivindicaciones de los trabajadores como la apuesta por un trasporte «público, social y de calidad».

Entretanto, hoy se cumplirá el sexto día de huelga sin perspectivas de una solución inminente, tras las más de doce horas de reuniones que mantuvieron el jueves los trabajadores y la dirección de la empresa TCC con la mediación del Gobierno foral.

«El jueves acabamos sin acuerdo y no hay prevista ninguna nueva reunión», reconoció el presidente del comité de empresa Alberto Iribarren, quien ha añadido que el Ejecutivo les comunicó que su mediación era solo para ese día.

En estos momentos, según indicó, los principales escollos para alcanzar un acuerdo y desbloquear el conflicto residen en que «la empresa quiere mantener los salarios de 2010 hasta 2016 con un punto en el último año y la doble escala salarial, ya que quiere que las nuevas contrataciones tengan un 20% menos de sueldo».

El jueves por la noche, una vez finalizada la reunión, los trabajadores se reunieron en una asamblea en la que acordaron seguir la huelga, al no considerar aceptable lo puesto encima de la mesa por la dirección. En este sentido, Iribarren señaló que la plantilla está «muy enfadada con la empresa y con las pocas ganas que tiene de negociar y avanzar», por lo que van a seguir «presionando para intentar solucionar el tema».

Más retrasos

En relación a la jornada de ayer, los autobuses funcionaron con importante retrasos, ya que según la Mancomunidad de Iruñerria solo prestaban el servicio 22 autobuses de los 66 que establecen los servicios mínimos. En la misma línea, la empresa TCC afirmó que los servicios de autobuses comenzaron con retrasos de hasta dos horas debido a la presencia de piquetes informativos en la salida de las cocheras

Sin embargo, el presidente del comité de empresa manifestó que en estos «días prenavideños hay muchos tráfico» en la ciudad y, por tanto, la huelga está teniendo «mucha repercusión».