28/02/2014

Caracas saluda la respuesta de EEUU y critica las exigencias del Parlamento Europeo

El Gobierno venezolano saludó la respuesta de EEUU a su oferta de normalizar relaciones, a la vez que rechazó las «desfasadas críticas» del Parlamento Europeo. El país celebró ayer el aniversario del «Caracazo».

GARA CARACAS
P023_f02_148x084

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, saludó la respuesta que el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, dio a la propuesta de acercamiento entre gobiernos que hizo Caracas el viernes pasado.

Kerry dijo que su país quiere normalizar las relaciones con Venezuela, aunque añadió no va a «quedarse quieto mientras se le culpa de cosas que nunca ha hecho», en alusión a las acusaciones de promover la violencia en el país. Maduro informó de que decidió formar una «pequeña comisión especial» para acelerar los trámites y que espera que Washington siga este ejemplo a la búsqueda de «una nueva era sin ningún tipo de complejo (...) con tranquilidad».

Por su parte, el embajador venezolano ante la UE, Antonio García, criticó que la resolución adoptada ayer jueves por la Eurocámara -en la que se reclama al Gobierno venezolano que cese en la «persecución» a la oposición y manifestantes- está «totalmente desfasada de la realidad» porque recoge los «argumentos manipulados» de los partidos de derecha e incluso otros que ni estos plantean. Maduro lanzó ayer la Conferencia Nacional de Paz con representantes de todos los sectores, incluido el empresariado, pero con la ausencia de los dirigentes de la oposición. Mientras el país celebró el 25 aniversario del llamado «Caracazo», una revuelta popular contra las alzas de precios y tarifas exigidas por el FMI que fue sofocada a tiros por militares y policías y que dejó cientos de muertos durante el segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez.

Mientras el chavismo lo celebró como el evento que inspiró la revolución bolivariana, la oposición lo quiso comparar a la situación que vive el país.