12/04/2014

El Consistorio de Sestao trata de justificar la recalificación de un solar para Mercadona

El Gobierno municipal de Sestao ha iniciado una campaña publicitaria para tratar de justificar que la Campa del Cementerio se recalifique de suelo verde, deportivo y equipamental público a uso comercial para que Mercadona se ubique ahí. Más de 3.100 vecinos se oponen.

Agustín GOIKOETXEA
P017_f02_199x116

El alcalde, Josu Bergara, negó ayer que la campaña informativa que iba a presentar tratase de salir al paso del movimiento ciudadano que se ha articulado en torno a la recalificación del solar de Mendieta, 21.000 metros cuadrados entre la calle Alonso Ercilla y el límite municipal con Portugalete. Han sido 3.118 de los 28.000 sestaoarras quienes se han posicionado en contra de que ese terreno que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) destinó hace catorce años a equipamiento deportivo se reconvierta a comercial para emplazar un supermercado de Mercadona.

La asociación Sestao Vivo es quien articula la oposición al proyecto y quien ha presentado alegaciones después de que el 25 de febrero el Pleno aprobase la modificación del PGOU con los votos a favor de PNV, PSE y PP. Por su parte, EH Bildu se posicionó en contra al estar convencidos de que la implantación de la firma valenciana creará más inconvenientes que ventajas. El Gobierno municipal estima que «ya existen recintos deportivos suficientes» para dar servicio a la población y entiende que la trasera del cementerio es «una zona de oportunidad y desarrollo económico en el pueblo».

A los opositores les parece «cuando menos sospechoso que, disponiendo el municipio de 190.000 metros cuadrados libres de suelo industrial y de servicios», se pretenda vender el último terreno llano del centro, con el que cuentan para habilitar un espacio de esparcimiento. Las dos hectáreas de la Campa del Cementerio son, junto a las Camporras y Markonzaga, las únicas zonas verdes.

El colectivo vecinal acusa al Consistorio de propiciar la degradación del solar de Mendieta, levantando la hierba que tenía y rellenándola de grijo para habilitar un parking provisional. Ahora, el Ayuntamiento apuesta por la reconversión urbanística de la Campa del Cementerio para emplazar otro centro comercial en Ezkerraldea. El primer edil reconoce que la firma levantina es una de las que optan pero afirma que hay otras dos empresas interesadas. «El ganador del concurso público será aquel operador que haga la propuesta más beneficiosa para el pueblo», precisó.

Lo único seguro es que Josu Bergara ha calculado que las arcas municipales ingresarán como mínimo 1,6 millones de euros por la venta de la parcela, otros 150.000 euros anuales por el impuesto de actividades económicas y que se generarán cerca de 50 puestos de trabajo directos e indirectos durante las obras. Además, se atrevió a cuantificar en 300.000 euros los que se embolsarán por las tasas correspondientes a la construcción del complejo.

Como si se tratase de la recreación del ``Cuento de la Lechera'', el regidor aventuró que los recursos que se obtengan serán para «regenerar los barrios y sus equipamientos». «Si no fuera un proyecto beneficioso, no estaríamos gastando tiempo y esfuerzos; es más, yo sería el primero en rechazarlo. Pero en este caso -subrayó- estamos ante una gran oportunidad para nuestro pueblo que no debemos desaprovechar».

Aprobación en julio

La campaña emprendida por el Ayuntamiento se puede calificar de informativa, ya que no se articulan mecanismos para una participación efectiva de la ciudadanía. Fiel reflejo de ello es que Bergara anunció ayer que la modificación del PGOU se aprobará definitivamente en julio.

El Gobierno municipal se reunirá con distintos agentes, como lo está haciendo Sestao Vivo, pero esgrime que el proyecto lo apoyan PNV, PSE y PP, apostillando que analizará las alegaciones. A los pequeños comerciantes, para quienes el nuevo centro comercial puede ser la puntilla, se les prometen «líneas de actuación para potenciar el sector». Mientras el Consistorio despliega su campaña, los opositores no lo han tenido tan fácil ya que se han encontrado con trabas para poner mesas informativas. Les obligaron a retirar una de recogida de firmas por orden de la edil de Cultura.

ACLARACIÓN VECINAL. Los opositores aseguran que se van a recalificar 18.390 metros cuadrados de uso deportivo y otros 3.000 de libre disposición. Serán 7.000 m2 de centro comercial pero, en total, 14.000 de propiedad privada.