11/11/2018

La coalición liderada por Riad toma el principal hospital de Hodeida, en Yemen

La coalición militar liderada por Arabia Saudí se apoderó del principal hospital de la ciudad portuaria de Hodeida, bajo control de los huthíes, según informaron ayer las autoridades. Los residentes, encerrados en sus hogares, temen que la batalla se traslade al centro de esta estratégica y muy castigada ciudad.

GARA|SANÁ
1111_mun_yemen

Las fuerzas gubernamentales yemeníes arrebataron a los huthíes el Hospital 22 de Mayo, el segundo más importante de Hodeida. «En el hospital había decenas de pacientes en camas y en cuidados intensivos», admitió el primer ministro yemení, Maeen Abdulmalek Saeed. Pese a ello, aseguró que el combate contra las milicias «no terminará hasta que se ice la bandera yemení sobre los montes de Maran». Los habitantes, sin poder salir de sus casas, temían que los combates de extendieran a al centro de la ciudad.

En declaraciones a Efe, Abdelrrahman al Shibani, uno de los residentes, relató que «la situación humanitaria es muy difícil pues los suministros de petróleo han empezado a desaparecer y los precios de los productos alimentarios han subido de manera inimaginable». Expresó su temor a que los combates se extienda al centro de la ciudad, lo que «dificultará la salida de cualquier persona». La ofensiva gubernamental contra Hodeida comenzó en junio, pero se detuvo durante varias semanas por las consultas de paz entre las dos partes con mediación de la ONU, que finalmente no se produjeron, y los combates se reanudaron en setiembre.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó su indignación por el «precio desmedido» que esta escalada militar está haciendo pagar a una población de por sí «profundamente asustada y hambrienta». Según la ONU, entre el 31 de octubre y el 6 de noviembre, la coalición saudí efectuó al menos 110 ataques aéreos en Hodeida y Saada.

El líder político huthí Mohamed Alí al Huthi, presidente del Comité Revolucionario Yemení, pidió el fin de la campaña árabe.

«Cualquier observador de los crímenes cometidos en Yemen por Arabia Saudí puede ver los asesinatos indiscriminados que se han cometido contra miles de civiles, principalmente a través de ataques aéreos», denunció en una columna en “The Washington Post”. «El bloqueo de Hodeida pretende poner de rodillas al pueblo. Están utilizando el hambre y el cólera como armas de guerra y extorsionando a la ONU al amenazar con recortar sus fondos, como si fuera una organización benéfica», resaltó.