11/11/2018

«Sistiaga, une histoire basque», el documental sobre el artista

Hace 40 años que José Antonio Sistiaga se metió en el bolsillo al jurado en Zinebi de 1968, que le otorgó el Premio del Cine Experimental por su «Ere erera baleibu icik subia aruaren», una cinta rompedora para la época. Ayer volvió a ser premiado, pero esta vez a modo de homenaje. Su amigo Manuel Sorto presentó un filme recogiendo su manera de ser.

GARA|BILBO
1111_kul_zinebimikeldi2

Coincidiendo con su 60ª edición, el Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbo Zinebi quiso renovar su compromiso con el cine realizado en Euskal Herria y con el desarrollo y la proyección exterior de la industria audiovisual vasca con una jornada específica dedicada al cine vasco y sus profesionales. El Día del Cine Vasco tuvo lugar ayer por la tarde en Azkuna Zentroa, con la proyección de los cortos vascos en la competición internacional

Después la celebración se trasladó al Museo de Bellas Artes donde estrenaron del documental “Sistiaga, une histoire basque”, dedicado a la figura de José Antonio Sistiaga.

Se trata de un proyecto llevado a cabo por el realizador salvadoreño afincado en Euskal Herria Manuel Sorto –Premio Mikeldi en 1981 por “La zona intermareal” y jurado del festival en 1984–. La cinta está en la manera de ser, estar en el mundo y crear de este gran artista guipuzcoano. El director y el co-guionista Camilo Sorto-Cazaux presentaron ayer el documental junto a la directora de Zinebi, Vanesa Fernández Guerra, y el propio homenajeado José Antonio Sistiaga.

Sistiaga (Donostia, 1932) es uno de los artistas plásticos más relevantes de la vanguardia histórica de la posguerra, junto a personalidades como Jorge Oteiza, Eduardo Chillida o Néstor Basterretxea. Como cineasta experimental, en 1968 presentó en el Festival de Bilbo su rompedora “Ere erera baleibu icik subua aruaren…”, que recibió el Premio del Cine Experimental de aquella 10ª edición.

En 1993 el artista aceptó la proposición de su amigo Manuel Sorto de ser el protagonista de una película documental. 18 años más tarde, se llevó a cabo en el Centro Cultural Koldo Michelena de Donostia una exposición consagrada al artista. Sobre más de 400 metros cuadrados, 6 salas, 2 patios y para conmemorar que el artista festejaba sus 80 años, esta exposición inédita, una completa revisión de su producción y su vida artística, reagrupaba obras pictóricas y cinematográficas producidas desde hace más de 50 años. Fue este el momento de retomar también aquel proyecto del documental.

El rodaje del montaje de esta exposición sirvió de nuevo como punto de partida para el proyecto. La amistad de Sorto con Sistiaga, así como su pasión compartida por el arte, le permiten al director descubrir al público al hombre que se esconde detrás del artista.

A través de sus conversaciones, Sistiaga se expresa con absoluta honestidad, franqueza y confianza y el documental nos permite observar su profunda experiencia intelectual en un viaje de luz y color que es también un viaje al interior de la historia reciente de Euskal Herria, en el que sus reflexiones políticas, históricas, científicas, artísticas y humanísticas, muy libres y en ocasiones impactantes, son presentadas sin ningún tipo de atadura ideológica.

Homenaje a los cineastas de los 80 en el día del cine vasco

Zinebi 60 celebró ayer por primera vez el Día del Cine Vasco dentro del festival bilbaino, que aprovechó para realizar un homenaje a los cineastas y otros profesionales que destacaron en Bilbo a partir de la transición y en los años 80. Así, José Ángel Rebolledo, Antón Merikaetxebarria, Alberto López Echevarrieta, Santos Zunzunegui, Juan Ortuoste, Ramón Barea, Javier Rebollo y Ernesto del Rio recibieron el premio Mikeldi de Honor. Junto a ellos, también fue premiado José Antonio Sistiaga, protagonista de la tarde de ayer.Marisol RAMIREZ | FOKU

«EN LA LUNA»


Antes de la proyección del documental sobre Sistiaga presentaron “En la luna”, un corto coordinado por Begoña Vicario que reinterpreta un corto del artista, perdido hoy en día.