NAIZ

Soum de Segú, silencioso centinela entre Baretous y el bajo valle de Aspe

gara-2017-05-07-Noticia
Soum de Segú.

Es un largo cordal de redondeadas lomas herbosas donde los bosques han dado paso a extensas zonas de pastos y helechales que en invierno estarán destinados al numeroso ganado que posee el valle. Con alturas entre los 600 y 800 metros de altitud, este largo cordal que tiene en su extremo occidental al pintoresco pueblo de Aramitze reiniciaremos un año más, nuevas propuestas en Baretous y en el circo de Lescun. El Soum de Segú, de 765 metros, se encuentra dominante sobre el pueblo de Issor, en el límite oriental del valle y antiguo paso de la trashumancia al valle de Aspe. Desde la cumbre del Soum de Segú se abre un pintoresco panorama sobre las montañas que rodean el picacho de Auñamendi o Anie y sus estribaciones norteñas.

Vecino de Erronkari y Zuberoa, el Baretous o Baretons hasta el siglo XVIII, se beneficiaron de los antiguos Fueros, conjunto de documentos de leyes de comienzos del siglo XIII que reconocían una semi-independencia y su capacidad de gestión con el Tratado de Buena Vecindad con los aragoneses del valle de Anso y los navarros del valle de Erronkari en 1375, a causa de de las peleas sangrantes que culminaron con el célebre Tributo de las Tres Vacas que pervive desde entonces hasta nuestros días.

Desde la plaza de Issor

Una vez en Issor, en la plaza donde se encuentra el Ayuntamiento y la iglesia, podemos dejar el coche en un pequeño aparcamiento, al lado de un panel informativo sobre las excursiones en el valle. Los primeros pasos los haremos bajando por la carretera hasta encontrar un primer desvío a la altura de un crucero, una vez hayamos salvado por un puente el río Laboo. Subir por el carretil de la izquierda entre campos hasta encontrar un desvío ya entrados en el bosque. Siguiendo el de la derecha pronto iniciaremos un corto descenso que nos llevará al fondo del barranco de Lahous, en una zona llana con numerosas unidades de avellanos.

Sin dejar el carretil principal saldremos a zonas más abiertas hasta alcanzar el caserío Lecues, donde termina el carretil. En este lugar hemos de abandonar este recogido lugar ante la imposibilidad de acceder al collado por el barranco. Con la vista puesta en una borda situada más arriba de las inclinadas laderas herbosas que veremos a la izquierda. Una vez en la pequeña borda, cruzar un portillo para dar con una pista que nos llevará al cercano collado de Urdach (456 m.), abierto entre el Soum de Unars y el de Segú, situado a la derecha. Amplio y abierto hacia el norte, veremos cercana la cima de Soum d’Auquis la más alta de un largado cordal de cimas similares.

Desde el collado abandonamos la pista que bordea los flancos norteños del monte Segú hacia a Asasp. A pocos metros veremos un centro de ‘Ball Trap’, de tiro el plato bastante activo los fines de semana con el consiguiente ruido de los disparos que retumban en las montañas. A la derecha, desde el mismo collado continuar por un amplio camino que nos llevará entre helechales hasta el cercano bosque colonizado por hayas, robles y abedules. Sin dejar de ganar altura, saldremos a una zona abierta con doble cresta rocosa hasta alcanzar la cima principal de Segú (765 m.) donde un penacho de arbolado dificulta la apertura de la hermosa panorámica.

La vistas se abren hacia los erguidos picachos del valle de Aspe y el conjunto del macizo de Larra hasta las cumbres de la alta comarca de Zuberoa, presidido por el Orhi. Hacia el norte las últimas estribaciones del Pirineo bearnés se diluyen en las llanuras de Oloron, y Pau. Una vez en el collado, el itinerario continua por la pista que hemos tomado desde la borda de Lecues que, en suave descenso bordea los flancos de Unars.

Entre zonas de bosques y praderas desembocaremos tras pasar un parrilla canadiense, en el altiplano Des Arberous. Estaremos en un cruce de carreteras, donde giraremos por la carretera de la izquierda, dejando al paso naves de ganado y algunas casas dispersas desde donde veremos más abajo el núcleo urbano de Issor.