Mintegi pide «política de país» frente a los recortes de Madrid

La candidata a lehendakari de EH Bildu, Laura Mintegi, plantea que Lakua e Iruñea, diputaciones y demás los rechacen juntos y avancen hacia la soberanía.

Mikel Pastor|Bilbo|2012/07/16 06:35|2 iruzkin
Arp_pol_74160147925
Comparecencia de Mintegi, ayer en Bilbo, sobre los recortes del Gobierno español. (Luis JAUREGIALTZO/ARGAZKI PRESS)

Laura Mintegi, candidata de Euskal Herria Bildu a lehendakari, compareció ayer ante los medios de comunicación para transmitir dos grandes ideas. La primera, que se opone frontalmente a los recortes aprobados el pasado viernes por el Consejo de Ministros español, y la segunda, unida indefectiblemente a la primera, que la respuesta a esos recortes en Hego Euskal Herria debe hacerse «como país y como pueblo», esto es, aglutinando a los máximos agentes posibles contra las durísimas medidas de Madrid, especialmente a las instituciones oficiales.

Mintegi se mostró contundente con los recortes decretados por el Ejecutivo español, que no dudo en calificar de «crueles, negativos, injustos e inútiles».

«Son crueles porque ahogan aún más a la capa más débil de la sociedad», afirmó la candidata a lehendakari, considerando que estas medidas «solo pueden entenderse desde el conservadurismo más retrógrado. La derecha ha mostrado, una vez más, su cara más cruda», dijo.

Mintegi entiende, además, que estos recortes serán ineficaces, ya que «se está insistiendo una y otra vez en hacer una política de recortes que no funciona, y que es precisamente la que nos ha llevado hasta esta situación», por lo que afirmó que «estas medidas no son la solución ni la salida, sino todo lo contrario, mantienen y prolongan un problema estructural».

Para la candidata de EH Bildu, estos recortes «son aún más ofensivos» para los ciudadanos de Euskal Herria, ya que «queda completamente al descubierto el ánimo centralizador de los ajustes», añadiendo que «al gobierno central le importa un bledo la estructura administrativa del estado. Cuando las cosas vienen mal dadas, pasan por encima del marco autonómico como quieren», dijo, para poner el ejemplo de las mancomunidades, «a las que se les van a establecer nuevas medidas», agregó Mintegi.

Frente a este modelo, opuso «un nuevo marco» para Euskal Herria, basado en «la soberanía económica, fiscal, laboral y social que necesita este país para poder salir de esta crisis».

Para conseguir ese nuevo espacio, Mintegi cree indispensable «que los gobiernos autonómicos, diputaciones y organismos institucionales de Hego Euskal Herria actúen conjuntamente», para así «poder dar una respuesta como país, como pueblo» a los recortes impuestos desde Madrid.

Para Mintegi, estas instituciones deben mantener una actitud «firme» ante las medidas de Madrid, «haciendo lo que esté en su mano para frenar el efecto de los recortes en Hego Euskal Herria, y por encima de todo, teniendo personalidad propia y no practicando el seguidismo a todo lo que venga desde Madrid».

«Empecemos a cambiar la mentalidad, nuestra mentalidad, y adaptémonos a los nuevos tiempos, actuando como pueblo, tomando decisiones en el camino de la soberanía y remando todos juntos, sin excepciones. En ese sentido, yo estaré ahí para aportar lo que pueda», concluyó Laura Mintegi.

Urkullu: el hacha y el bisturí

Mintegi no fue la única líder política vasca que se refirió durante la jornada de ayer a los recortes del Ejecutivo español. Iñigo Urkullu, presidente del Euskadi Buru Batzar del PNV y rival de Mintegi en la pugna por la Lehendakaritza, afirmó ayer que para salir de la crisis y «crecer» se debe «podar lo que no funciona», pero usando el «bisturí» y no el «hacha», como consideró que está haciendo el Gobierno de Rajoy, ni «enrocándose», como a su juicio está haciendo el lehendakari Patxi López.

Urkullu, mediante un post en su blog personal, señaló que la situación económica es «muy grave» y «extremadamente delicada». En ese sentido, considera que Rajoy ha tomado medidas «extremas» que llevan «a un sistema financiero absolutamente diferente».

«Se preocupa solo de tapar, junto con el PSOE, la situación del sistema financiero del Estado español» acusó Urkullu, añadiendo que el Gobierno «mete a todas las entidades en el mismo saco. No se preocupa de que puedan conseguir liquidez para financiar proyectos empresariales. Las obliga a una recapitalización para cubrir sus deudas», apuntó el líder jeltzale.

También ayer se manifestó, en su habitual estilo, el presidente del PP de la CAV, Antonio Basagoiti, que en una entrevista defendió los recortes de Rajoy, arguyendo que «era lo único que se podía hacer» ya que, a su juicio, «o hacemos esto o el país se va al hoyo». También criticó la «herencia» del anterior Gobierno español, llegando a afirmar que «la inacción de Zapatero» ha obligado al Gobierno de Mariano Rajoy a imponer los recortes adoptados la semana pasada.

«No es agradable y no gusta», añadió el líder de los conservadores, «pero era imprescindible acometerlas para volver a generar empleo». Además, Basagoiti justificó la subida del IVA, que no incluía el programa electoral del Partido Popular, excusándose en la gravedad de la situación económica: «Entre desdecirse y sacar a España del agujero, Rajoy ha elegido lo segundo», apuntó el líder derechista.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK
LOTURAK