Garitano y líderes del PS instan a liberar ya a Uribetxeberria

La ofensiva política y social por la excarcelación del preso enfermo en huelga de hambre crece: el diputado general de Gipuzkoa le visita en Donostia, las diputadas de Ipar Euskal Herria Alaux y Capdevielle protestan ante el Consulado, el Ararteko hará gestiones y ya hay 21 cárceles en lucha.

Ramón SOLA-Arantxa MANTEROLA|Donostia|2012/08/11|Iruzkin 1
20120810_uribetxeberria
Concentración realizada por Herrira frente al Hospital de Donostia. (Jagoba MANTEROLA / ARGAZKI PRESS)

El caso de Iosu Uribetxeberria se ha convertido en el principal foco informativo del país ante la demora de las instituciones españolas en decidir sobre la demanda de excarcelación por su enfermedad terminal. Mientras en las cárceles se extienden los ayunos, en la calle se ha iniciado una huelga de hambre ante el Hospital Donostia, donde el preso también ayuna en una iniciativa de grave riesgo por el cáncer terminal que padece. Además, los contactos políticos se suceden de modo público y privado en busca de una solución.

A nivel institucional también hubo movimientos. Tras reunirse a la mañana con Etxerat y recibir información de primera mano, el diputado general de Gipuzkoa solicitó una visita personal con Uribetxeberria por vía urgente. Martin Garitano pudo entrar en su habitación a las 17.30 y permaneció allí durante 40 minutos.

A su salida, Garitano reclamó una solución para este caso «por el bien del preso y de la sociedad vasca», ya que recordó que «la inmensa mayoría» apoya que Uribetxeberria pueda pasar en casa sus últimos días.

El Ararteko también movió ficha tras reunirse con Etxerat, que destacó «positivamente» el resultado de estos dos contactos. En este caso, los familiares le pidieron poner en marcha los recursos necesarios para la inmediata puesta en libertad e Iñigo Lamarca se comprometió a hacer llegar su preocupación a la cárcel de Zaballa, al Defensor del Pueblo español y a la Audiencia Nacional.

Alarma en Ipar Euskal Herria

Al norte del Bidasoa, varios electos dieron a conocer ayer su posición respecto al caso en parámetros de clara preocupación. Así la diputada del PS Sylviane Alaux participó en la concentración celebrada ayer tarde en Baiona ante el Consulado español, junto a otras fuerzas políticas como Batasuna, porque «en este tipo de situaciones hay que mantenerse alerta».

Colette Capdevielle, la otra diputada vasca del mismo partido, también secundó la protesta tras recordar que «las personas gravemente enfermas no deben estar presas» y que «los cuidados médicos no son compatibles con la prisión».

Huelgas de hambre

A toda esta movilización en el terreno institucional y en el judicial se le suma la social, a través de las huelgas de hambre de las que se dio cuenta el jueves y que van creciendo.

Según la lista facilitada por Etxerat ayer tarde, hay noticias de diferentes formas de lucha desde 21 prisiones. En algunas están ya en huelga de hambre indefinida o se anuncian a partir de mañana, en otras se rechaza la comida de la cárcel, se realizan encierros... Las protestas se extienden a Fresnes (hombres y mujeres), Fleury, Joux-la-Ville, Nanterre, Il de Rée, Arles, Moulins, Liancourt, Saint Maur, Rennes, Castelló II, Córdoba, Sevilla II, Picassent, Granada, Algeciras, Herrera de la Mancha, Murcia, Villena, Navalcarnero y Clairvaux.

En Donostia, la entrada al hospital se ha convertido en un hervidero solidario en favor de Uribetxeberria. Bajo un calor sofocante, cinco personas iniciaron ayer una huelga de hambre indefinida en la que no les faltó apoyo, sobre todo al mediodía, cuando allí se dieron cita más de un centenar de personas de diferentes movimientos sociales.

 

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK