El Gobierno de Nafarroa quiere incrementar el ritmo y la financiación de las obras del TAV

El vicepresidente y portavoz del Gobierno de Nafarroa, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha informado de que el gabinete de UPN ha tomado «la decisión de incrementar el ritmo» de las obras del Tren de Alta Velocidad (TAV).

NAIZ.INFO|IRUÑEA|2012/10/03 16:40|0 iruzkin

El vicepresidente y portavoz del Gobierno navarro, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha reconocido que «no está satisfecho» con los presupuestos que para 2013 ha plantado el Gobierno español para Nafarroa, ya que bajan las inversiones un 68%, pero ha indicado que existen «gastos cruciales» con financiación extrapresupuestaria, como el Canal de Navarra y el Tren de Alta Velocidad.

Por eso, «el Gobierno de Navarra va a hacer todas las gestiones necesarias para que el Estado cumpla con los compromisos principales en estas infraestructuras» y, en concreto, en lo que respecta al Tren de Alta Velocidad el Ejecutivo foral «ha apostado por hacer un esfuerzo desde Navarra instando también al Estado para acelerar al máximo las obras».

Sánchez de Muniáin ha indicado que el objetivo es que «se pueda ir al paso más rápido que permitan las circunstancias en este momento y quizá más de lo inicialmente previsto» y que, «a medida que aumente el ritmo, también tendrá que ser mayor» la consignación presupuestaria de ambas administraciones.

«El empeño y el objetivo del Gobierno de Navarra es que aumente el ritmo» de las obras. «A más velocidad, más financiación. Eso está claro», ha insistido.

«Vamos a ver si todas las circunstancias lo pueden permitir», pero «la decisión del Gobierno de Navarra es incrementar el ritmo de las obras y que eso, lógicamente, vaya acompañado de que las consignaciones presupuestarias se incrementen en los plazos en los que el ritmo es mayor», ha concluido.

La presidenta de Nafarroa, Yolanda Barcina, ya admitió en junio el lastre que supone el compromiso de adelantar las obras del TAV.

En la actualidad, dos años después del convenio de financiación firmado por José Blanco –entonces ministro de Fomento– y Miguel Sanz, la Administración navarra va cumpliendo su parte: está destinando las partidas comprometidas por aquel polémico convenio, empezando por el tramo de Cadreita, que inició hace un año. Mantiene por tanto el objetivo de hacer realidad el proyecto para 2016 como fecha límite. De hecho, está obligado por ese convenio.

Sin embargo, no hay garantía alguna de que el Ministerio de Fomento haga otro tanto y lleve la vía desde Zaragoza –donde finaliza hoy– hasta Castejón para entonces. Tan polémica decisión llama aún más la atención si se comprueba que no hay un solo avance práctico más allá de Castejon.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK