GHK denuncia a una técnico por sustraer datos «muy relevantes»

La dirección del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa (GHK) ha presentado una denuncia judicial contra una empleada a la que acusa de llevarse un ordenador y un disco en el que, según su propio testimonio, habría «información muy relevante» de irregularidades en contratos. GHK teme que la técnico «pretenda eliminar» los datos que se niega a entregar.

Naiz.info|Donostia|2013/08/18|3 iruzkin

El asunto de las irregularidades en iniciativas de la anterior dirección, denunciadas por los actuales rectores de GHK, se enmaraña ahora aún más con un episodio producido esta semana. Según ha podido saber GARA, la dirección de GHK ha presentado una denuncia judicial contra una empleada -una técnico del Consorcio- a la que acusa de desaparecer de su lugar de trabajo y llevarse consigo un ordenador personal y un disco que contendrían «información muy relevante» sobre estas irregularidades en contratos, cuyo valor total suma aproximadamente 300 millones.

Siempre según GHK, en conversaciones anteriores que califica de «cordiales» la técnico reveló esas irregularidades. Y ante la pregunta de la dirección de por qué la información relativa a los contratos no se hallaba ni en papel ni en la red digital corporativa de GHK, «contestó que gran parte estaba en los ordenadores de uso personal» y «en sus discos duros externos». Así las cosas, la dirección le emplazó a hacerle entrega de ellos.

La información debía serle facilitada al director general del Consorcio el día siguiente, pero a media mañana la empleada desapareció de su puesto de trabajo, alegando primero un problema familiar y excusándose después en una «crisis de ansiedad». El caso es que la empleada se encuentra de baja y no ha entregado la documentación requerida, alegando ahora que «no sabe dónde está». GHK acredita las peticiones que le ha trasladado en sucesivos mensajes de correo electrónico, sms y llamadas de teléfono, pero sin haber logrado respuesta alguna por parte de la técnico.

Así las cosas, GHK denunció la situación ante la Ertzaintza el día 15, y posteriormente ha ampliado esta iniciativa con información profusa sobre los sucesivos requerimientos. La técnico ha sido informada igualmente de que ha sido denunciada por su actitud.

La preocupación principal de los actuales recortes del Consorcio estriba en «la posibilidad de que la empleada se halle implicada en dichas irregularidades» y que «pretenda borrar y eliminar toda la información relevante a estos efectos que consta en el ordenador portátil y en el disco duro que retiene contra las órdenes de la dirección y de la presidencia de la empresa, de manera que dentro de unos días entregue ese material `ya limpiado'».

En la denuncia GHK aporta el modelo del ordenador e incluso el número de serie, aunque no ha podido determinar el modelo y marca del disco externo de almacenamiento de datos.

La iniciativa planteada por esta aparente sustracción de información comienza recordando que la actual presidencia y dirección de GHK «ha constatado la existencia de diversas irregularidades en la adjudicación y gestión de diversos contratos, ocurrida durante la anterior administración de esta sociedad» y que está tratando de esclarecerlas en función de los procedimientos legales oportunos.