El BOE publica la sanción de 30.000 euros al obispo de Bilbo por el ‘caso Cajasur’

El obispo de Bilbo, Mario Iceta, ha sido sancionado por el Banco de España con una multa de 30.000 euros por su participación en la gestión de Cajasur hasta que fue intervenida por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob). Iceta ha asegurado hoy que en el Consejo de Administración al que perteneció «se trabajó con grandísima honestidad».

NAIZ.INFO|BILBO|2013/10/14
20131014_iceta
El obispo de Bilbo, Mario Iceta. (Juanan RUIZ/ARGAZKI PRESS)

En noviembre de 2011, el secretario de Estado de Economía dictó una orden ministerial resolviendo un expediente incoado por acuerdo de la comisión ejecutiva del Banco de España contra Mario Iceta, que posteriormente fue confirmada por una resolución ministerial el 27 de enero de 2012.

El pasado 12 de junio, la Audiencia Nacional española dictó una sentencia firme con la que desestimaba el recurso contencioso-administrativo formulado por el afectado.

Por ello, se impone a Iceta una multa de 30.000 euros al considerarle responsable de una infracción «muy grave» debido a que la entidad de crédito a la que pertenecía, Cajasur, presentaba deficiencias en su estructura organizativa, en sus mecanismos de control interno o en sus procedimientos administrativos y contables que pusieron en peligro su solvencia o viabilidad.

Esta sanción se suma a las publicadas la semana pasada en el BOE impuestas a trece exdirectivos de Cajasur, después de que la AN rechazase el recurso contencioso-administrativo interpuesto contra la orden ministerial dictada en noviembre de 2011.

En concreto, la multa afectaba a Juan Ojeda Sanz, María de los Angeles Delgado Uceda, Francisco Pulido Aguilar, Francisco Cárdenas Martínez, Andrés Germán Hens Muñoz, Juan Pablo Durán Sánchez, Salvador Blanco Rubio, María José Lara González, Encarnación Ortiz Sánchez, José Luis Bergillos López, Luisa Ruiz Fernández, Andrés Ocaña Rabadán y Luis Miguel Martín Rubio.

Las sanciones se imponen por una infracción «muy grave» tipificada en el artículo 4n de la Ley 26/1988, de 29 de julio, sobre Disciplina e Intervención de las entidades de crédito que consiste en que la entidad de crédito o el grupo consolidable o conglomerado financiero a que pertenezca el afectado presente «deficiencias en su estructura organizativa, en sus mecanismos de control interno o en sus procedimientos administrativos y contables, cuando tales deficiencias pongan en peligro la solvencia o la viabilidad de la entidad».

«Se trabajó con grandísima honestidad»

Preguntado al respecto durante una rueda de prensa celebrada esta mañana en el Museo Diocesano de Bilbo, Iceta ha declarado que «desde 2004 a 2008, cuando estuve en el Consejo de Administración, las personas que trabajaban eran íntegras y se trabajó con la mayor honestidad posible. Se hizo lo mejor que se pudo y se supo durante la hecatombe de la crisis que llegó en España en 2008».

El obispo ha comentado que CajaSur era una entidad financiera exclusiva del Cabildo Catedralicio de Córdoba, pero a partir de una ley aprobada en 2004 se redujo su presencia a un 33%, mientras que al resto del accionariado «entraron instituciones de todo tipo». Finalmente, la entidad pasó a ser controlada por Kutxabank.