Los procesados niegan haber pertenecido a ETA y haber colaborado con la organización

En la segunda sesión del macrojuicio contra la dirección de HB, EH y Batasuna han prestado declaración Rufi Etxeberria, Idoia Arbelaitz, Bixente Enekotegi y Jon Gorrotxategi, quienes han negado cualquier tipo de colaboración con ETA. El juez ha decidido que los procesados que alegaron enfermedades, José Luis Franco, Juan Carlos Rodríguez, Andrés Larrea y Bixente Enekotegi, no tengan que acudir diariamente a la AN. También ha excusado a Esther Agirre y Jasone Manterola.

@albertopradilla|Madrid|2013/10/18 06:45|Iruzkin 1
Orig_p001_f01
Los encausados, este lunes en la sala de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares. (Chema Moya/POOL EFE)

Uno de los procesados que ha prestado declaración en la segunda sesión del juicio que se sigue en la Audiencia Nacional española contra la dirección de HB, EH y Batasuna ha sido Rufi Etxeberria, quien ha negado tajantemente haber colaborado nunca con ETA y que la Mesa Nacional recibiera instrucciones de la organización armada.

«En absoluto colaboraba con ETA, no», ha afirmado Etxeberria, quien solo ha respondido a las preguntas de la defensa. «Nosotros siempre hemos funcionado por criterios propios. Hemos formado parte de una dirección política que ha debatido y decidido en todo momento», ha señalado a preguntas del letrado Iñigo Iruin.

Respecto a las «herriko tabernas», el dirigente de la izquierda abertzale ha explicado que «no eran sedes sociales de Herri Batasuna», sino «unos instrumentos sociales, locales de cada pueblo con los que Herri Batasuna mantenía relaciones». En ese sentido, ha añadido que nunca ha habido «área específica» de «herrikos» en la Mesa Nacional ni estaban adscrtidas a una entidad concreta, por lo que «nunca han sido objeto de debate interno ni de estructura propia».

La primera en declarar este viernes ha sido Idoia Arbelaitz, para quien la Fiscalía pide 8 años de cárcel bajo la acusación de colaborar con ETA como coordinadora de las «herriko tabernas» de Gipuzkoa.

Arbelaitz, que fue concejal de HB en Errenteria, ha reconocido al tribunal que fue contratada por Batasuna en 2001. «Tenía una nómina, un contrato, estaba dada de alta en la Seguridad Social», ha indicado, para precisar que la formación era «absolutamente legal».

Ha negado, sin embargo, haber sido coordinadora de «herrikos», para explicar que integraba la asociación Eustatza de Bilbo, dedicada a organizar actividades culturales y gastronómicas. «Enseñábamos a los camareros a hacer un buen café, a hacer cursos de cocina, pintxos, platos combinados...», ha explicado.

Acto seguido, ha comparecido Bixente Enekotegi, para negar que su empresa, Eneko S.A. haya aportado dinero a la organización armada y explicar que comercializaban productos de hostelería para todo tipo de clientes, desde «herriko tabernas» u otros bares o restaurantes, hasta batzokis, casas del pueblo o «incluso a la Guardia Civil».

Enekotegi ha recalcado que la compañía no tenía ningún matiz político y que se la «cargaron» con la intervención judicial decretada por Baltasar Garzón.

El tercer acusado en declarar ha sido Jon Gorrotxategi, tesorero e integrante de la Mesa Nacional, quien también ha rechazado haber pertenecido a ETA o haber recibido directrices de organizaciones satélites de la misma.

Su relación con las formaciones investigadas se debe a su militancia a mitad de la década de los 80 a Herri Batasuna, partido por el que fue concejal, procurador en las Juntas Generales, responsable de organización de Gipuzkoa y tesorero de su Mesa Nacional. Ha negado que las herriko tabernas financiasen o formaran parte del partido, el cual recibía ingresos de las instituciones o donaciones a título individual pero no de empresas.

El juicio continuará el próximo lunes con la declaración de Enrique Alaña y Patxi Bengoa y la decisión del tribunal sobre la prescripción del delito imputado a Josu Iraeta y José Antonio Egido.

Dispensas

El inicio de la segunda jornada del macrojuicio contra la dirección de HB, EH y Batasuna ha vuelto a retrasarse debido a cuestiones técnicas, esta vez por las peticiones realizadas ayer por la defensa sobre algunos de los encausados.

Los letrados solicitaron la dispensa de acudir diariamente para los encausados convalecientes José Luis Franco, Juan Carlos Rodríguez, Andrés Larrea y Bixente Enekotegi. La misma petición, aunque por motivos personales, se repitió también para Esther Agirre y Jasone Manterola.

El médico forense de la Audiencia Nacional ha examinado a los encausados en cuestión y ha aceptado que no acudan diariamente al juicio. También ha decidido a favor de Agirre y Manterola.

La defensa también solicitó en la jornada de ayer que Joseba Álvarez, que se encuentra enfermo, sea juzgado posteriormente.

El juez, asimismo, ha admitido los nuevos testigos propuestos por la Fiscalía, policías que participaron en los seguimientos.