Los acusados detallan su actividad política en la cuarta sesión del macrojuicio contra Batasuna

Los cinco acusados que han tomado la palabra en la cuarta sesión del macrojuicio contra Batasuna en la Audiencia Nacional española se han centrado en detallar su actividad política. Así, a preguntas de su defensa, Adolfo Araiz, Juan Karlos Rodríguez, Mikel Arregi, Esther Agirre y Karmelo Landa han rechazado ser miembros de ETA o haber seguido directrices de la organización armada, destacando su actividad pública.

@albertopradilla|MADRID|2013/10/22 14:17
Epaiketa
Los procesados, dentro de la sala. (POOL EFE)

La sesión ha comenzado pasadas las 11.30 ya que los miembros del tribunal han estado presentes en la reunión de la Sala de lo Penal que han determinado la libertad de Inés del Río en cumplimiento de la sentencia de Estrasburgo.

El primero en declarar ha sido Adolfo Araiz, que ha rememorado su actividad en la Mesa Nacional de HB hasta 1997, cuando fue arrestado y encarcelado. Según ha explicado, desde su salida de la cárcel en 1999 no ha desarrollado ningún cargo ni en HB, EH o Batasuna, por lo que la acusación que se mantiene contra él es exactamente la misma que la que se mantuvo en el jucio contra la dirección abertzale celebrado hace 16 años.

Posteriormente ha sido turno de Juan Karlos Rodríguez, que ha relatado su trabajo en la Mesa Nacional y haber participado en diversos congresos (de CCOO, de ELA o de LAB) invitado por sus organizadores. Una invitación que también recibió de Hasi y a la que respondió positivamente, acudiendo junto a Jon Idigoras, histórico portavoz ya fallecido.

Mikel Arregi, el tercero en declarar, ha señalado que formó parte de la dirección de HB desde 1995, como coordinador político de Gipuzkoa, hasta 1997, cuando fue encarcelado.

La Mesa Nacional surgida tras el arresto decretado por Baltasar Garzón estuvo integrada por «profesionales» con menor perfil político que sus antecesores. Esto es lo que ha explicado Esther Agirre, quien se encargó de las relaciones internacionales entre 1998 y 1999. Un tiempo de mucha actividad, que coincidió con la firma del acuerdo de Lizarra-Garazi y la tregua decretada por ETA.

El último en tomar la palabra ha sido Karmelo Landa, que ha recordado que su primer contacto con HB fue a través de Txema Montero, quien le invitó a acompañarle como número dos en las elecciones europeas de 1989. Tras su dimisión, Landa accedió al cargo. Ante las preguntas de su defensa, el exeurodiputado ha explicado el trabajo desarrollado en Europa por la coalición abertzale, la puesta en marcha de la «herri enbaxada» y las denuncias interpuestas ante la ONU tras su arresto incomunicado en 2008. Posteriormente, la institución internacional calificaría la detención como «arbitraria»

La sesión se retomará este miércoles a las 10.00 horas en San Fermando de Henares con la declaración de Sabino del Bado.