Denuncian la «vuelta de tuerca» de la Fiscalía para «compensar las deficiencias de la acusación»

Floren Aoiz, imputado en el sumario 35/02, y el abogado Haritz Escudero han denunciado la «vuelta de tuerca» que el tribunal y la Fiscalía han dado en este macrojuicio al admitir que se interrogue a los responsables civiles de las herrikos, a fin de «compensar las enormes deficiencias de la acusación».

NAIZ.INFO|DONOSTIA|2013/10/31 13:31|Iruzkin 1

Floren Aoiz y el abogado Haritz Escudero han comparecido en Donostia para hacer un balance político y jurídico del juicio contra la dirección de HB, EH y Batasuna que se desarrolla en la Audiencia Nacional española desde el 17 de octubre.

Sobre la decisión de la Sala de acceder a la petición de la Fiscalía para interrogar a los 110 responsables civiles de las herrikos «como si fueran acusados», Escudero, que defiende a varias de estas asociaciones, ha denunciado la «falta de base jurídica de las acusaciones contra estas asociaciones, bares y txokos», y ha recordado que en el año 2000 la Fiscalía consideró que «no había actividad delictiva» por parte de las herrikos y ordenó «el comiso de sus bienes», aunque ahora «está intentando juzgarles como si fueran acusados penales».

Ha criticado que solicitando interrogar a estas personas la Fiscalía intentó «introducir una nueva prueba» y ha considerado «aún más grave» que el tribunal accediera a ello porque «está admitiendo su postura de parte» y «quiebra el principio acusatorio»

Fue por esa razón, ha dicho, por la que los representantes de las asociaciones «decidieron levantarse e irse» de la sala..

«Trato de favor»

Por su parte, Aoiz ha opinado que ese hecho supone «un punto de inflexión» y pone de manifiesto «un trato de favor» por parte de la mayoría del tribunal hacia la Fiscalía para «compensar las enormes deficiencias de la acusación». A su juicio, el Ministerio Público «fuerza este nueva vuelta de tuerca, en términos políticos, porque tiene un gran problema para armar algo parecido a un caso inventado».

En su opinión, «no es casualidad» que ahora «vuelva a aflorar el impulso político para intentar dar nuevos bríos a las acusaciones» y ha censurado «los esfuerzos por hacer nuevas trampas y por modificar sobre la marcha las reglas de juego» que llevó a cabo en la sesión de ayer el Ministerio Fiscal.

Aoiz también ha señalado que esa postura responde al «nerviosismo» que ha causado la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en relación a la doctrina 197/2006. En este sentido, ha mostrado su temor a que «la Fiscalía y determinados sectores pretendan obtener sentencias condenatorias que compensen la sensación de golpe recibido» por la citada sentencia.

Tras censurar las «chapuzas enormes» que se han dado en la instrucción de este sumario, ha insistido que todo esto pone «en cuestión la imparcialidad del tribunal y confirma los impulsos políticos de este proceso y que la Audiencia Nacional es un tribunal de excepción».