Diputados catalanes recogen testimonios de las agresiones en el CIE de Barcelona

Pese a la denegación del permiso para visitar oficialmente el Centro de Internamiento de Extranjeros de Barcelona, diputados de ERC, ICV-EUiA y CUP, junto a una europarlamentaria alemana de los Verdes han estado hoy en el centro de la Zona Franca visitando a los internos en el mismo régimen en que lo hacen familiares y amigos. Allí han podido escuchar de primera mano los testimonios sobre las agresiones de los últimos días.

@zalduariz|Barcelona|2014/01/10 15:00
20140110_124500
Diputados del Parlament, junto a miembros de ‘Tanquem els CIEs’, ante el centro de la Zona Franca. (NAIZ.INFO)

«Estoy muy chocada, he visitado muchos centros de internamiento de Europa y es la primera vez que me niegan la entrada como eurodiputada, tampoco había visto gente golpeada como aquí». Son las palabras de la eurodiputada Ska Keller después de visitar el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca de Barcelona esta mañana, donde ha entrado junto a diputados de ERC, ICV-EUiA y la CUP en el Parlament.

Esta misma semana la Delegación del Gobierno en Barcelona prohibió la visita oficial solicitada por diversos grupos parlamentarios en el Parlamento europeo, el Congreso de los Diputados y el Parlament catalán, por lo que los diputados han tenido que hacer la visita como familiares y amigos. Es decir, no han podido visitar las instalaciones, sino que tan solo han podido acceder a la zona de visitas, donde han podido reunirse con varios internos durante 10 minutos, por los telefonillos y con un cristal en medio.

La visita ha sido organizada por la campaña ‘Tanquem els CIEs’ y en ella han estado también presentes representantes de SOS Racismo y Migra Studium, que han informado de que se han personado como acusación popular en el caso que investiga la muerte de un ciudadano armenio el pasado mes de diciembre. Se suicidó sin motivo aparente en la celda de aislamiento.

Además de la muerte de esta persona, los diputados han podido oir el testimonio de los internos en primera persona, quienes denuncian que desde el pasado 31 de diciembre se han intensificado las agresiones, los malos tratos y las vejaciones, ya habituales de normal. Ese día una cuarentena de internos inició una huelga de hambre para denunciar las condiciones en las que viven, el aumento de las deportaciones en las últimas semanas y el constante trato vejatorio que reciben por parte de los policías españoles encargados de la custodia. Según han informado hoy, cinco internos permanecen todavía en huelga de hambre.

La diputada de la CUP Isabel Vallet, por ejemplo, ha explicado que el interno con quien ha hablado le ha explicado como un grupo de policías le espetó: «Si quieres cordones te los damos y así te puedes ahorcar». El diputado de ERC Pere Bosch ha calificado de «penoso» que no hayan podido entrar en visita oficial y ha considerado «intolerable» la existencia de centros como este en Barcelona. Por su parte, la diputada de ICV-EUiA Sara Vilà ha señalado que CIEs como el de la Zona Franca «son auténticas prisiones». Los tres grupos parlamentarios han exigido el cierre del centro.