El segundo de Hacienda ratifica que conocía los intentos de «injerencia» de Goicoechea

El exdirector de Planificación y Control de la Hacienda de Nafarroa, Manuel Arana, ha ratificado que conocía las acusaciones expuestas por la exgerente de Hacienda, Idoia Nieves, sobre los intentos de «injerencia» en su labor de la consejera de Economía, Lourdes Goicoechea.

Naiz.info|Iruñea|2014/02/24
Int000022795
Manuel Arana, durante su comparecencia ante la comisión de investigación. (Iñigo URIZ/ARGAZKI PRESS)

El exdirector de Planificación y de Control de la Hacienda de Nafarroa, Manuel Arana, ha comparecido en la comisión que investiga las acusaciones de Idoia Nieves contra Lourdes Goicoechea por supuestas injerencias. Durante su intervención, Arana ha ratifcado que Nieves la previno de estas acusaciones y ha añadido que esta no le «ha dado motivos para dudar de ella».

Asimismo, ha relatado que la propia Nieves le relató en su día que en septiembre de 2011 Goicoechea –entonces consejera de Industria, y por tanto no la superior directa de la gerente de Hacienda– solicitó a Nieves el Plan de Inspección Fiscal de 2011.

Ha asegurado que sabía que Nieves se lo negó, que lo quería para cotejarlo con clientes de su antigua asesoría fiscal, y que previno al personal de su departamento sobre posibles peticiones en esa línea por parte de Goicoechea, si bien a él en concreto no le afectó porque su labor era «coordinar equipos» y no tenía ese tipo de datos, según ha dicho.

Ha precisado que a él, como «técnico del departamento», no le corresponde «juzgar las decisiones» que se adoptan. «Se tomó esa decisión, a mí no me corresponde analizar otra consecuencia. Mis labores son internas, no participo en el equipo económico del departamento», ha detallado.

Manuel Arana ha mostrado su «preocupación» por «los retrasos en las devoluciones del IVA porque nos iba a generar mayores tensiones porque a las entidades afectadas era darles una vuelta de tuerca en su capacidad financiera».

Según ha incidido, «ese retraso iba a producir efectos negativos y mayores tensiones en cuanto a llamadas y afrontar el coste financiero de pagar intereses de demora».

«Desplazado»

Preguntado por los motivos por los que dimitió, Manuel Arana ha dicho que se sintió «desplazado» y «falto de confianza». Ha relatado que el día 20 de enero a primera hora Idoia Nieves les comunicó que había presentado su dimisión, de manera que él quedó como «el máximo responsable del departamento».

Sin embargo, sobre las 12.30, el actual director gerente de Hacienda entró en su despacho y le comunicó que había sido nombrado para dirigir la Hacienda. «Me sentí desplazado, falto de confianza y decido comunicar mi dimisión», ha dicho.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK