Los mossos sabían que el actor Alfons Bayard no estaba en sus cabales antes de reducirlo

El camarero del bar de la plaza Molina de Barcelona donde murió el actor Alfons Bayard tras una reducción policial ha explicado a la juez en su declaración como testigo que cuando los Mossos d'Esquadra a los que había llamado llegaron al local les explicó que llevaba tres horas desvariando y que no estaba en sus cabales.

Naiz.info|Barcelona|2014/04/16|0 iruzkin

Fuentes judiciales han explicado que el camarero ha asegurado en su declaración en el juzgado que llamó a los Mossos porque el actor estaba molestando a los clientes sentados en la terraza y que después, a su llegada al local, les relató lo que había sucedido.

Otros dos testigos –trabajadores de la charcutería de al lado que vieron la escena desde el principio– han sostenido también que presenciaron un diálogo entre Bayard y los policías durante aproximadamente minuto y medio o dos minutos antes de la reducción.

El abogado de Bayard, Francisco Bonnati, ve «contradicciones» entre estas tres versiones con las que dieron el lunes ante la Juez de Instrucción 10 de Barcelona, Miriam de la Rosa, los Mossos que lo redujeron ya que, según él, argumentaron que el camarero se limitó a decirles que había una persona molestando.

Según ha valorado a los medios tras las declaraciones de este miércoles, esto demuestra que los agentes estaban al tanto de que el actor estaba sufriendo algo similar a un brote sicótico, con lo que sostiene que no tendrían que haber intervenido ellos sino llamar a una unidad del Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

«Una intervención policial era innecesaria», cree el letrado, que también ha explicado que el actor había tenido un brote sicótico hace dos años pero que con la medicación que tomaba no había tenido más incidencias hasta este desequilibrio que presentó entre el 1 y el 2 de abril, cuando murió poco después de la reducción policial.

El camarero explicó a la juez el comportamiento que el actor había tenido en la terraza aproximadamente desde las 15:00 hasta las 18.30: «molestó a varias chicas hablándoles del fin del mundo, luego a otra persona que lo ignoró y después se negó a dejar libre una mesa de las dos que estaba ocupando».