Todos los sindicatos de Osakidetza se unen frente a los recortes continuados

Los siete sindicatos con representación en Osakidetza han rechazado los continuos recortes en la Sanidad pública durante estos cinco últimos años y han llamado a manifestarse este jueves en Bilbo. A vuelta de las vacaciones estivales realizarán concentraciones, encierros y paros de distinta intensidad a partir de noviembre.

@Juanjo BASTERRA|BILBO|2014/06/23 13:26
Osakidetza
Representantes de los sindicatos de Osakidetza han comparecido en Bilbo. (ARGAZKI PRESS)

Los siete sindicatos con representación en Osakidetza han rechazado los continuos recortes en la Sanidad pública durante estos cinco últimos años y han llamado a la manifestación que este jueves se desarrollará en Bilbo a partir de las 18.00 desde la Plaza Sagrado Corazón. A vuelta de las vacaciones estivales realizarán concentraciones, encierros y paros de distinta intensidad a partir de noviembre.

Agustín Gutiérrez, del Sindicato Médico (SME) y Edurne Agirre (LAB) han explicado que Osakidetza «ha eliminado 3.000 eventuales de plantilla»; que «realizamos 67 horas más de jornada laboral medía»; y que, en este quinquenio, «se nos han reducido el 20% de los salarios reales». Con estas premisas, los representantes sindicales han denunciado que que «no solo perdemos los trabajadores del sector, sino que repercute directamente en la calidad y en la atención al ciudadano, cada vez más desprotegido».

Ambos han asegurado que hace veinte días pidieron a Osakidetza que se reúna la Mesa Sectorial y que presente un Plan de Empleo «para empezar a negociar», pero «hemos recibido la callada por respuesta», según Agustín Gutiérrez, mientras que Edurne Agirre ha denunciado que «estamos sufriendo un expediente de regulación encubierto».

Un ejemplo de esta falta de personal sanitario se ha producido en la denuncia que se ha lanzado desde las enfermeras del Hospital de Txagorritxu este fin de semana, pero que se remonta a una denuncia en noviembre, pero los sindicalistas han afirmado que se están extendiendo los problemas de atención debido a estos recortes, porque «hay que tener en cuenta que la plantilla estructural de Osakidetza es de 36.000 personas, pero entre un 10% y un 20% estamos ausentes por enfermedad, cursos, etc. y, por eso, mantienen un empleo flotante de entre 5.000 y 6.000 personas. Son eventuales, pero han desaparecido 3.000, por lo que no se puede mantener el servicio. Es imposible», ha subrayado el portavoz del SME.

La representante de LAB ha recordado que a los problemas de Txagorritxu se unen el cierre de la lavandería de Santiago, entre otros. «Se destruye empleo de forma sistématica», ha agregado.