Urkullu dice que se reunió con el rey español para buscar acuerdos, no para rendir «pleitesía»

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado que la reunión que mantuvo el pasado viernes con Felipe de Borbón no fue para rendirle «pleitesía», sino que su objetivo fue explicarle un «nuevo método de trabajo» para la consecución de un «nuevo estatus».

NAIZ|GASTEIZ|2014/11/28|5 iruzkin
Urkullu_zarzuela
Saludo entre el lehendakari, Iñigo Urkullu, y Felipe de Borbón. (BORJA FOTÓGRAFOS/CASA REAL ESPAÑOLA)

Urkullu ha respondido este viernes, durante el pleno de control que celebra el Parlamento de Gasteiz, a una pregunta de EH Bildu sobre la reunión que mantuvo el pasado viernes con monarca español.

El parlamentario de la coalición soberanista Pello Urizar ha advertido al lehendakari de que este tipo de encuentros no sirven para «proteger los derechos de la sociedad vasca».

Además, ha advertido a Urkullu de que aspirar a lograr un nuevo estatus mediante un procedimiento «bilateral» con el Estado es un «espejismo», por lo que le ha emplazado a actuar como los impulsores del proceso soberanista catalán y, si es necesario, se ha mostrado partidario de actuar de forma «unilateral».

Diálogo

El lehendakari, por el contrario, se ha mostrado partidario de insistir en la fórmula el «diálogo y el acuerdo». Urkullu ha enmarcado la reunión con el rey español en esta búsqueda de acuerdos, a la que ha asegurado que no va a «renunciar». «Es imprescindible defender nuestros planteamientos y tratar de acordarlos para convertirlos en realidad», ha añadido.

Según ha explicado, esta fórmula de trabajo ha reportado importantes «beneficios para Euskadi», aunque ha reconocido que siempre «no se ha logrado lo que queremos». «Ahora estamos en el inicio de un nuevo camino, hay una situación distinta en Europa, en el Estado y en Euskadi», ha añadido.

El presidente del Gobierno de Lakua ha afirmado que su encuentro con Felipe de Borbón no fue para rendirle «pleitesía», sino para buscar puntos de encuentro. En la reunión, tal y como ha explicado, informó al jefe del Estado sobre los «ejes» de trabajo del Gobierno autonómico, así como sobre la situación económica, la paz y la convivencia.

«Al presentar nuestros objetivos estoy defendiendo los derechos de la sociedad vasca», ha destacado, para añadir que su intención es «reforzar la protección de esos derechos", ya sea ante el monarca o ante «cualquier otro representante» institucional.