El juicio contra 35 militantes abertzales se suspende tras el arresto de tres abogados

El juicio contra 35 militantes de la izquierda abertzale que iba a comenzar hoy en la Audiencia Nacional española se ha suspendido tras el arresto de tres de las abogadas de la defensa –Amaia Izko, Haizea Ziluaga y Eukene Jauregi–, hasta que se clarifique su situación.

@albertopradilla|Madrid|2015/01/12
B7itxybicaaj2d9.jpg-large
Los procesados minutos antes de acceder a la Audiencia Nacional española en Madrid. (@albertopradilla)

En el marco de la operación de la Guardia Civil contra abogados vascos, que se ha saldado, por ahora, con 16 detenciones, han sido arrestadas Amaia Izko, Haizea Ziluaga y Eukene Jauregi, letradas encargadas de la defensa de 19 de los 35 militantes de la izquierda abertzale que afrontaban a partir de hoy un nuevo macrojuicio político. Los procesados han entrado en la sala y han solicitado la suspensión del inicio del juicio.

La sala, presidida por Concepción Espejel, ha preguntado a las partes sobre sobre la continuidad del prcoeso, que tenía que comenzar hoy. Todos los encausados que iban a ser asistidos por Izko, Ziluaga y Jauregi han mostrado su voluntad de ser defendidos por los letrados de su confianza, por lo que el tribunal ha aplazado la vista hasta que se clarifique la situación de las tres abogadas.

La Audiencia Nacional ha señalado en una nota que una vez «se conozca la situación en la que quedan tras declarar ante el juez Eloy Velasco, la Sección Segunda preguntará a las partes sobre la celebración del juicio». Tanto la Fiscalía, las acusaciones y las defensas del resto de procesados se han mostrado conformes con el aplazamiento.

Nada más suspenderse el macrojuicio, Jone Goirizelaia, una de las abogadas, ha explicado la decisión del tribunal y ha reivindicado la libertad de sus compañeras. Según ha señalado, «el derecho a la defensa es un derecho fundamental», por lo que la sesión no ha podido comenzar. Tampoco se ha fijado un nuevo señalamiento.

Sobre los abogados arrestados, Goirizelaia ha recordado que su «único delito» ha sido defender a personas encausadas en la Audiencia Nacional española y a presos vascos. En este sentido, ha recordado que su actividad profesional ha llegado a «poner en jaque» al Estado con recursos como el que tumbó la denominada ‘doctrina Parot’ en Estrasburgo.

«Operación kafkiana» y «sed de venganza»

Pernando Barrena ha denunciado en el exterior de la sede del tribunal de excepción la operación y la detención de parte de su defensa. Ha afirmado que es una operación «kafkiana» y muestra la «sed de venganza del Estado español». Ha censurado el carácter político de los arrestos y ha dicho que busca «castigar el apoyo a los presos políticos vascos». También cree que su derecho a la defensa ha sido «eliminado» y que no se dan «las mínimas condiciones democráticas para mantener este juicio».

 

 

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK