El PNV da marcha atrás y modifica la norma que impedía la segregación de Usansolo

La Diputación de Bizkaia ha aprobado, en Consejo de Gobierno, cambiar la norma sobre demarcaciones territoriales para permitir que se constituyan nuevos municipios independientes de al menos 2.500 habitantes, lo que abre la puerta a que Usansolo se segregue del municipio de Galdakao.

NAIZ|BILBO|2015/03/03 15:23|4 iruzkin

La modificación de la Norma Foral 9/2012 incluirá la posibilidad de que los ayuntamientos convoquen consultas ciudadanas para que los vecinos se pronuncien sobre la alteración de los límites territoriales de su municipio, según ha explicado la Diputación.

La norma vigente que ahora se va a modificar, que fue aprobada en diciembre de 2012 por parte de PNV, PP y PSE, impide sumar nuevos municipios a los 112 existentes en Bizkaia.

El Gobierno foral ha informado de que en breve remitirá la modificación de la norma a las Juntas Generales para que los grupos hagan sus aportaciones y aprueben o rechacen los cambios propuestos. Justamente, este martes se cumple un mes desde que las Juntas instaron al ente foral a cambiar la norma.

El Ejecutivo vizcaíno argumenta que la «experiencia» de los últimos años y la «fuerte demanda social» son las razones que aconsejan este cambio.

«Ponemos en manos de las Juntas Generales un proyecto que sirve a todo el territorio, no solo a Usansolo», ha destacado el diputado foral de Presidencia, Unai Rementeria, en declaraciones difundidas por la Diputación.

El alcalde de Galdakao, Ibon Uribe, ha considerado que el cambio de norma foral es «un paso más en el compromiso asumido por el PNV de facilitar el derecho a decidir de la ciudadanía de Usansolo, ya que así lo han manifestado».

Ha añadido que «es consecuente con la propuesta realizada por el PNV de propiciar en este caso un proceso legal y transparente».

Consulta en Usansolo

El pasado 23 de noviembre, y sin con ningún apoyo por parte del Ayuntamiento de Galdakao, la plataforma Usansolo Herria llevó a cabo una consulta en la que casi el 90% de los participantes –casi 2.200– se mostró a favor de la segregación.

Si es aprobada finalmente, la nueva norma permitirá la «segregación de parte del territorio de un municipio para constituir un nuevo municipio independiente», aunque precisa que la creación de nuevos municipios «solo podrá realizarse sobre la base de núcleos de población territorialmente diferenciados».

El texto que impulsa la Diputación vizcaina recogerá otro nuevo artículo en el que se establecerá que el ayuntamiento o ayuntamientos afectados podrán acordar «la convocatoria de una consulta ciudadana en la que se pueda manifestar su opinión favorable o contraria a la alteración tramitada».

El proyecto del Gobierno foral determina que «tanto el nuevo municipio segregado como el original, una vez producida la segregación, deberán tener una población de derecho de, al menos, 2.500 habitantes, ambos habrán de ser financieramente sostenibles y contar con recursos suficientes para el cumplimiento de las competencias municipales».

Recursos y servicios

La Diputación subraya que la alteración de términos municipales mediante segregación «no podrá suponer para ninguno de los municipios afectados ni la privación de los recursos necesarios para prestar los servicios básicos establecidos legalmente», ni la reducción de los servicios ni una disminución de su calidad.

La segregación llevará consigo, además de la división del territorio, «la de los bienes, derechos y acciones, deudas y cargas, así como la adecuada reasignación del personal que prestaba sus servicios en el municipio objeto de segregación», se indica en el proyecto de norma que remitirá la Diputación a las Juntas.

El procedimiento de alteración de términos municipales se iniciará por acuerdo del pleno adoptado por mayoría de dos tercios del número de concejales del Ayuntamiento, según la propuesta del Gobierno foral.

La nueva norma permitirá que Usansolo lleve a cabo el proceso de segregación del municipio de Galdakao después de años de reivindicaciones por parte de sus vecinos.

El expediente de Usansolo, de 3.700 habitantes situado a unos 3 kilómetros del principal núcleo de población de Galdakao (unos 30.000 vecinos en total), se inició en 1988 y era el único que quedaba pendiente sobre desanexiones en Bizkaia cuando se aprobó la norma de 2012 que impedía crear nuevos municipios.