Comunistas navarros piden el voto por EH Bildu

Pablo Lorente, Ángel Tamames y Jesús María Tomás, militantes comunistas de larga trayectoria en Nafarroa, han pedido el voto a EH Bildu en las elecciones del próximo domingo, al considerar que es «la única fuerza que garantiza por capacidad y autonomía propia» el fin de del régimen.

NAIZ|IRUÑEA|2015/05/21 19:20

Los tres militantes han expresado su adhesión a las candidaturas de la coalición abertzale a través del siguiente escrito:

 

Si el próximo 24 de mayo EH Bildu y otras candidaturas no suman 26 escaños por lo menos, no habrá cambio de correlación de fuerzas en la institución parlamentaria y por lo tanto, no se elegirá un gobierno que realmente apueste por el inicio del cambio.

La única fuerza que garantiza por capacidad y autonomía propia hoy por hoy a nivel institucional, el finiquitar los años del régimen UPN-PP-PSOE en Navarra es la coalición EHBildu, pero no lo puede hacer sin sumar a otras fuerzas parlamentarias y sociales.

El cambio no puede contar con un PSOE que ha traicionado no una sino varias veces, desde hace décadas cualquier intento de cambio real. No pueden acceder ni a las conserjerías de las Consejerías porque María Chivite y los suyos son parte activa de los años de latrocinio y despilfarro, recortes sociales y compadreos con los poderes fácticos de la Navarra heredera del franquismo y la más rancia política caciquil.

Pero el cambio no sólo tiene que ser institucional, hay que contar con el sindicalismo de clase, ese que no recibe medallitas chapadas en oro en pago por su colaboracionismo con el capital y el amo. Con los movimientos sociales que llevan años construyendo, tejiendo y haciendo visibles alternativas a lo que se nos impone desde la Unión europea, el Reino de España o el Gobierno Foral. En esto Geroa Bai por un lado e Izquierda Ezkerra y Podemos por otro, tienen muchas deudas e hipotecas orgánicas y políticas difíciles de superar. Hay que contar con ellas y ellos para intentar que salgan los números y no dejar a nadie útil fuera, pero desde el acompañamiento, no dirigiendo el proceso, sin personalismos ni vetos.

Levantando alfombras, abriendo ventanas, haciendo política para la mayoría social que es la clase trabajadora, teniendo en cuenta que el planeta no aguanta más y que hay que cambiar las maneras de producir, consumir, vivir, repartiendo la riqueza, reduciendo los consumos, ejerciendo la igualdad entre las personas, defendiendo y respetando el euskera y su cultura, democratizando todas las decisiones estratégicas, autodeterminándonos de forma soberana como pueblo en todo. Desde la honradez, la verdadera austeridad y sin que tengamos miedo al futuro. Por eso votaremos a EHBildu.