La Abogacía del Estado recurre la consulta sobre las corridas de toros en Donostia

La Delegación del Gobierno español en la CAV ha recurrido la convocatoria de una consulta sobre el uso taurino de Ilunbe que está prevista para febrero y ha solicitado la suspensión cautelar. Una suspensión que el Ayuntamiento donostiarra recurrirá.

NAIZ|DONOSTIA|2016/09/14|Iruzkin 1
Illunbe-toros
El coso de Ilunbe, durante la feria taurina de 2015. (Jagoba MANTEROLA / ARGAZKI PRESS)

La Delegación del Gobierno español en la CAV ha presentado en el juzgado de lo contencioso nº 2 de Donostia un recurso contra la convocatoria de la consulta sobre las corridas de toros prevista para el próximo mes de febrero.

Además, ha solicitado la suspensión de la misma como medida cautelar hasta que el recurso sea resuelto. La concejala de Participación del Ayuntamiento de Donostia, Duñike Agirrezabalaga (PSE), ha señalado que «era lo esperado y ya ha llegado, por lo que no nos ha sorprendido».

Según ha anunciado, el Ayuntamiento donostiarra va a responder a la solicitud de suspensión cautelar, pero mantendrá todos los trámites y procedimientos «para dotarnos de un nuevo reglamento de consultas que permita llevar adelante la consulta».

Agirrezabalaga ha explicado que la Administración del Estado ha solicitado la suspensión cautelar de la consulta «porque sabe que el contencioso sobre la propia consulta tardará en resolverse dada la lentitud de la Justicia en este país» y que, por tanto, «no estará resuelto para la fecha de celebración de la consulta».

La delegada de Participación ha señalado que «al margen de recurrir esa suspensión cautelar, tendremos que esperar a la resolución del contencioso interpuesto contra la misma y el reglamento de consultas del Ayuntamiento».

El alcalde donostiarra Eneko Goia cumplió con la obligatoriedad de dictar la convocatoria sobre el uso taurino de Ilunbe de después de que Donostia Antitaurina Orain! recogiese 8.986 firmas válidas –después de cribar las más de 11.000 presentadas–. Pese a ello, una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la CAV invalidó dicho reglamento.