Miles de personas tienden la mano al diálogo para debatir sobre Zubieta

Miles de personas han secundado la marcha convocada por GuraSOS para incidir en la vía del diálogo y el consenso, pese a que la construcción de la incineradora puede ser una realidad en cuestión de semanas. A este respecto, la ciudadanía consultada por NAIZ ha expresado su malestar, pero no su resignación, porque han advertido que su lucha no cesará con el comienzo de las obras.

@gara_olarretxea|Donostia|2017/02/19 13:40|7 iruzkin
Loading player...

Junto con la pancarta inicial, que abogaba por el acuerdo como solución, cuatro coloridas pancartas adicionales enviaban sus respectivos mensajes a quienes quisieran leerlos: Europa y sus directrices sobre la restricción de la quema de residuos, la revisión del PIGRUG del 2007, la necesidad de mayor información y transparencia y la apuesta por la cohesión social. Cuatro lemas que resumen la hoja de ruta de la plataforma GuraSOS y sus reivindicaciones.

La manifestación ha partido pasadas las doce del mediodía del Buen Pastor, y ha recorrido las calles más céntricas de Donostia, aglutinando a personas provenientes de muchas localidades: Andoain, Hernani, Aramaio, Altzo, Usurbil... Personas de distintas edades y procedencias con un sentir muy compartido: la impotencia por no poder parar el proyecto «que calentará los bolsillos de unos pocos», en declaraciones a NAIZ, la impotencia por no disponer de toda la información necesaria («las instituciones no lo ponen fácil»), y la impotencia de no ser escuchados. «Somos más que un voto que se deposita cada cuatro años en una urna», han manifestado al concluir la marcha.

No obstante, las personas entrevistadas no han transmitido resignación alguna, más bien todo lo contrario. «Pelearemos, como hemos peleado otras muchas cosas. En la calle, donde haga falta», decía una vecina de Hernani. Una joven de Altzo admitía sentir cierta rabia, y pedía a la Diputación que afinara los oidos. «Que nos escuchen. Ellos están para construir un país, no para destruirlo. Estoy convencida de que hay otras alternativas y que, pese a todo, se construirá la planta; pero también estoy convencida de que los problemas vendrán luego, a la hora de ponerlo en marcha».

El presidente de GuraSOS, Joxe Mari Izeta, ha leído un comuncado junto con la periodista Estitxu Fernández. Han reconocido que son las JJGG de Gipuzkoa quienes tienen potestad para aprobar y decidir el futuro, pero «ha de ser respetando las leyes y la ciudadanía». Han recordado que la Unión Europea obliga a la revisión de las leyes cada seis años, por lo tanto, Gipuzkoa va muy tarde. Conscientes de que existe un reto, han pedido de nuevo y de forma pública una reunión con el diputado general Markel Olano. «No estamos aquí para confrontaciones, sino para complemnetar vuestro trabajo», han recordado. La cita ha concluído entre aplausos, entonando la canción «Txoriak txori».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK