Varios ministros de Israel piden que se conceda el perdón al soldado Elor Azaria

Varios ministros de Israel han reclamado que se conceda el perdón a Elor Azaria, condenado a año y medio de prisión por ejecutar de un disparo en la cabeza a un presunto atacante palestino cuando este se encontraba ya herido e inmovilizado en el suelo en una calle de Hebron en marzo de 2016.

NAIZ|TEL AVIV|2017/02/22 08:34|0 iruzkin
Azaria
Israelíes apoyan a Azaria mostrando un cartel que dice en hebreo «muerte a los terroristas». (Jack GUEZ/AFP)

El tribunal militar de Jaffa sentenció a Azaria a 18 meses de cárcel tras haberle declarado culpable de homicidio por matar a Abdelfatah al-Sharif en una calle de Hebrón el 24 de marzo pasado. Además, fue degradado al rango de soldado.

Azaria disparó contra Al-Sharif, quien se encontraba en el suelo herido tras haber herido presuntamente con un arma blanca a un militar, según informaron en su día los medios locales. El vídeo de los hechos se convirtió en viral, provocando una ola de críticas y de condenas a nivel internacional.

Azaria había sido declarado culpable de homicidio el mes pasado, un delito que conlleva una pena máxima de 20 años en Israel, si bien en este caso la acusación había solicitado entre 3 y 5 años de cárcel.

La defensa del militar de 20 años había sostenido durante el juicio que Al Sharif ya estaba muerto cuando Azaria le disparó en el cabeza, lo que fue desmentido por la autopsia.

Tras el anuncio del veredicto, el ministro de Educación y líder del partido Bayit Yehudi (Hogar Judío), Naftali Bennett, ha destacado que «la seguridad de la población israelí requier el perdón inmediato de Azaria, que fue enviado para protegernos».

«El proceso ha estado contaminado desde la base», ha dicho, recalcando que «Elor no debería ser encarcelado, o todos (los israelíes) pagaremos el precio», ha agregado, según ha informado el diario local ‘Yedioth Ahronoth’.

Por su parte, el ministro de Construcción, Yoav Galant, ha reclamado al titular de la cartera de Defensa, Avigdor Lieberman, y al jefe del Estado Mayor del Ejército, Gadi Eisenkot, que tomen medidas para perdonar a Azaria.

«Todo el asunto Azaria ha supuesto un precio para el Ejército y el pueblo israelí. A la vista del castigo recibido durante su prisión preventiva y para sanar las grietas entre el público, debemos mostrar sentido y compasión», ha argumentado.

En este mismo sentido se ha pronunciado el ministro de Transportes, Yisrael Katz, quien ha dicho a través de su cuenta en la red social Twitter que «el tribunal se ha pronunciado» y que «es momento del perdón». «Traed a Elor de vuelta a casa», ha remachado.

Sin embargo, Lieberman ha recalcado que el fallo será respetado y que por el momento no habrá perdón al condenado, expresando su deseo de que «las partes hagan lo necesario para dejar atrás este asunto».

«Como he dicho antes, incluso a los que no les gusta o incluso están en contra del veredicto del tribunal deben respetarlo, y el Ejército debe estar junto al soldado y su familia», ha añadido.

El padre de Al-Sharif, Yusri, ha dicho en declaraciones a la agencia británica de noticias Reuters que las autoridades israelíes «se están riendo» de ellos, mientras que las autoridades palestinas han afirmado que la decisión da a los soldados israelíes «luz verde» para llevar a cabo «ejecuciones» sin temor a un castigo real.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK