Kronika
Hatortxu 20
Ilusión y solidaridad se dan cita en la noche más cañera

El sábado musical comenzó con sabor navarro. The Icer Company actuó en Etxera! eszenatokia, a las cuatro de la tarde y a pleno sol. Los Icer Company molan. Se lo están currando mucho y se agradece que Hatortxu apueste por ellos. Conocimos a Txuma Flamarique & The Zaratamakers por haber versionado la canción del Hatortxu. Actúan también en el escenario Etxera! y compiten con los conciertos del gune principal. Poco público pero la banda lo da todo en escena.

KOLDO OTAMENDI|2017/07/30 12:55
Kontzertuak1
Buen gusto y estilo para el retorno de Kerobia. (Idoia ZABALETA/ARGAZKI PRESS)

Después de 17 años de inactividad retornan a la actualidad por una causa solidaria. No se aprecia el parón. Los Sapos vienen rodados y bien ensayados. Caen temazos uno tras otro.

Otro navarro toma el relevo. Este, más internacional, y con gran recorrido. Y con mas horas de baile: Juantxo Skalari y su Rude Band abrían Ilusioa eszenatokia a las 18:00. Grandes clásicos de Skalariak y temas de toda su trayectoria. A la misma hora tocan Alerta Gorria. Street punk futbolero con estrella roja.

El público se agolpa en el escenario principal para ver el punk rock de Kaotiko. Las primeras filas se llenan de jóvenes dispuestos a darlo todo y los coros se escuchan a miles. Tienen temas y saben conectar.

Otra banda navarra en expansión son los The Guilty Brigade. Punk de guitarras afiladas. Hacen buen cartel con Kaotiko. Tienen un buen frontman y son una banda técnica y con recursos. Punk rock de siempre, pero con un toque diferente.

Otros que van de calle son Vendetta. Kamikazes de escenario aprovechan su hora de bolo al límite, duración bastante más breve que sus actuaciones normales. Parar solo parar para afinar. ¡Leña al mono! De la mano de Progaganda del Fet llega Zoo. Últimamente actúan mucho en Euskal Herria… y más que van a actuar. Conectan y hacen bailar. Y esto gusta mucho aquí. Esteladas e ikurriñas al viento.

Uno de los platos fuertes del sábado noche eran los Ekon. Volvieron para el Hatortxu 10 y les pudimos ver en una mini gira hace 5 años. Vuelven en formato grande. Ocho músicos en escena. Repasan toda la discografía y volvemos a recordar sus temazos. Fuego y actitud.

Kerobia actúan en la plaza de Lakuntza. La duplicidad de horarios nos castiga otra vez (no será la última). Solo vemos el set acústico del principio. Escenario al aire libre, proyecciones y mucho gusto. Recuperan los temas más clásicos de la banda en otra adaptación, e incluso tocan algún tema de su actual proyecto, Anticontinente. Nos apuntamos en la libreta el nombre. No hay duda, habrá que seguir sus pasos.

Volvemos otra vez a Beriain gunea. Y otra vez las dudas al mirar los horarios. ¿Non Servium o El Corazón del Sapo? El corazón nos puede y tomamos posición en la primera fila para ver a la banda aragonesa. Después de 17 años de inactividad retornan a la actualidad por una causa solidaria. No se aprecia el parón. Los Sapos vienen rodados y bien ensayados. Caen temazos uno tras otro. «Stop Control», «Matarifes», «Desnudo Rojo», para acabar con «El árbol». ¡Tremendos!

Es hora de otro reencuentro. Sube Des-Kontrol a escena. La banda de Arrasate marcó a una generación de jóvenes de la calle, y eso, no se olvida. Desde sus comienzos en el street punk más gamberro hasta su última época mas técnica y americana, la banda de Mondra arrastró masas. Muchos de ellos estaban en Lakuntza para esta noche tan especial. En la hora de actuación repasaron todos los grandes éxitos, sobre todo, los de “Duintasunez Eutsi”, el disco que les dio el empujón definitivo.

Zea Mays son otros clásicos de los festivales. Los de Rekalde cumplen 20 años sobre el escenario. Los mismos que marca la edición del Hatortxu. Dan un buen bolo, como de costumbre. Tocan bajo la carpa, donde la cercanía músicos-publico es mas latente.

Inadaptats también volvían después de 12 años de parón. Es lo que tiene la solidaridad, que resucita hasta a los muertos. La banda de Villafranca del Penedés fue un gran referente de los 90. Y todavía tienen cosas que decir, porque el tiempo pasa, pero las cosas no se solucionan. Son muchas las bandas catalanas que han participado en este Hatortxu. Hay conexión.

Dejamos a los Inadaptats y nos acercamos a la barra para ver a Los Zopilotes Txirriaos. ¿Patxaran o mezcal? Uno de cada.¿Por qué no? Los Zopis enganchan con su napar-mex. Vestidos de gala –la ocasión sin duda se lo merece–, caen las rolas unas detrás de otras. Mención especial a la conocida «Siete mares», ¡que en su letra habla sobre la dispersión!

El cuerpo nos pide zapatilla. Un poco de Anestesia y un poco de Riot Propaganda. Vemos la primera media hora de la banda de Zarautz. En la recta final de su "Espiralean tour" suenan contundentes y no dan tregua. A falta de tres bolos para acabar la gira, se nota que están disfrutando. Tocan bajo la carpa. Podrían tocar sin problemas en el escenario grande, pero les molan más los espacios reducidos.

Lo de Riot Propaganda no es un retorno, pero sí que es novedad por aquí, después de unos años de inactividad. Estuvieron en el Hatortxu 15, y la petaron. Cinco años más tarde, la petan más. Rap metal con mensaje. ¿Que más se puede pedir? Quizás que el miedo cambie de bando. No estaría mal.

¡Hay noche para largo! Txarango, Bad Sound, Revolta Permanent, Iseo&Dodosound…

¡Y todavía nos queda el domingo!