Puigdemont describe la jornada: «Porras contra urnas. Violencia contra civismo»

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha declarado que el Estado español «está demostrando que sólo tiene la fuerza y la imposición como argumentos para intentar convencer a los catalanes». A su juicio, «unos avanzan hacia una vergüenza que los acompañará para siempre y otros enseñan al mundo una dignidad y un coraje que también acompañará para siempre».

Naiz|Sant Julià de Ramis|2017/10/01 13:14
Dlcykrfxuaapt3t
Puigdemont, que no ha podido votar en su colegio electoral, ha depositado su papeleta en Cornellà de Terri.

En una declaración institucional, Puigdemont ha expresado su indignación por la actuación policial, a la que ha tachado de «represión enloquecida con violencia injustificable contra gente pacíficamente concentrada».

«El Estado español, en una nueva operación de represión contra la población que quiere ejercer su derecho a votar, no ha impedido que mucha gente haya estado votando» y que lo vaya a hacer en lo que queda de día, ha destacado.


Puigdemont ha aseverado que al final del día serán muchos los catalanes que habrán votado este 1-O «ante la cobardía de los que utilizan la violencia y los recursos de manera ilimitada del Estado», y ha dicho sentirse emocionado por la defensa ciudadana de los puntos de votación.

«Porras contra urnas. Violencia contra civismo. Por este camino unos avanzan hacia una vergüenza que los acompañará para siempre y otros enseñan al mundo una dignidad y un coraje que también acompañará para siempre», ha sentenciado.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK