Oier Sanjurjo señala que «tengo la suerte de haber vivido de todo un poco»

El capitán de Osasuna, Oier Sanjurjo, que en el encuentro disputado ayer ante el Granada en El Sadar cumplió 200 partidos defendiendo la elástica rojilla en el primer equipo, ha valorado que ha tenido la suerte de «haber vivido de todo un poco» como jugador.

Naiz|2017/11/06 15:52
Oier200
Oier muestra la camiseta con la que ha sido homenajeado por cumplir 200 partidos con el primer equipo. (OSASUNA)

Así lo ha indicado el defensa en una conferencia de prensa tras el entrenamiento en las instalaciones de Taxoare en la que ha considerado que, cuando comenzó su carrera, alcanzar esa cifra, era «totalmente impensable».

«Me siento muy orgulloso y contento porque son cifras que no son fáciles de conseguir», ha subrayado Sanjurjo, para añadir que, en la actualidad, «es difícil mantenerte en un equipo mucho tiempo».

Por ello, ha incidido en la idea de que su carrera, hasta alcanzar los 200 partidos, ha sido de «emociones muy fuertes, tanto positivas como no tan positivas».

Ha recordado que en sus inicios como jugador de Osasuna, «todavía no estaba hecho como futbolista» y, por tanto, acusaba «el temor a estar asomando la cabeza y querer corresponder con mi juego al nivel que se me exigía».

El rojillo ha destacado que, en la época en la que debutó con el primer equipo, en 2007, «no eran momentos fáciles porque había unas plantillas muy competitivas» y, por tanto, tuvo que salir cedido al Celta en la campaña 2011-2012.

A lo largo de su trayectoria, ha destacado como momentos «súper especiales», el ascenso a Primera División de la mano del entonces técnico Enrique Martín en la campaña 2015-2016 y otros más «dolorosos» como el descenso a Segunda División en la pasada temporada.

En cualquier caso, ha valorado el apoyo de sus padres a lo largo de su carrera y, en ese sentido, ha aseverado que «ellos también están orgullosos» de la marca alcanzada.

Sobre el partido disputado ayer contra el Granada, ha sostenido que el rival demostró «ser un equipo muy trabajado, que no dejó muchas opciones a que les pudiésemos hacer daño».

En ese sentido, ha apuntado que también Osasuna ha demostrado ser «un equipo serio, fuerte, sólido, que no concede» y ha apuntado que el «secreto» en Segunda División es «el equilibrio».
«Vamos afinando», ha recalcado, para resaltar que el conjunto rojillo suma once jornadas sin conocer la derrota y «sabiendo que queremos progresar sumando de tres en tres».

Ha atribuido esta racha al trabajo «muy generoso a nivel defensivo» que ha realizado el equipo en los últimos partidos y, al respecto, ha destacado la «fiabilidad» de Osasuna.

Además, ha valorado que el cuadro se encuentre a un punto del líder de la categoría, el Granada, y que lograra mantener la puerta a cero.

Sobre el próximo rival, el Córdoba, ha restado importancia al hecho de que sea el equipo más goleado de la categoría y, por ello, ha advertido de que «cada partido es difícil, se está demostrando».

Por otro lado, el jugador Sebas Coris, que requirió ser sustituido ayer por Miguel De las Cuevas al sufrir una sobrecarga muscular en el transcurso del partido, hoy se ha ejercitado de forma parcial.