La huelga de la OTA en Bilbo queda desconvocada tras una ajustada votación

La huelga de la OTA en Bilbo, iniciada el pasado 2 de enero, ha quedado desconvocada tras una tensa asamblea de los trabajadores, que por mayoría, aunque con un resultado dividido, han respaldado el preacuerdo alcanzado ayer entre la compañía adjudicataria, la UTE Eysa-Cycasa, y el comité de empresa.

Naiz|Bilbo|2018/02/13 16:33|0 iruzkin
Ota
Trabajadores de la OTA al inicio de la huelga. (Monika DEL VALLE / ARGAZKI PRESS)

Con un resultado de 50 votos a favor del preacuerdo, frente a 38 en contra y 5 abstenciones, los trabajadores que prestan el servicio han puesto fin a una movilización que se ha prolongado durante casi un mes y medio.

«El resultado ha sido un poco ajustado», ha reconocido el presidente del comité, Javier Escobar (ELA), quien, pese a admitir que la representación sindical se ha dejado cosas «en el tintero», ha considerado que el logrado es un «buen acuerdo».

Según ha argumentado, se ha logrado la readmisión de los siete trabajadores despedidos en diciembre, aunque con una sanción de dos meses de empleo y sueldo contabilizados desde el día efectivo del despido, así como el «blindaje» del convenio con cláusulas anti-reforma laboral.

La representación sindical ha defendido el preacuerdo, con la excepción del sindicato LAB, quien ha pedido el voto negativo a los trabajadores.

Según ha criticado esta central, el acuerdo implica una pérdida de poder adquisitivo y la readmisión de los despedidos con condiciones, cuando la plantilla exigía que fuera incondicional.

El presidente del comité de empresa ha reconocido que ha habido «discusiones de todo tipo» en la asamblea de hoy, pero ha asegurado que «al final, todo el mundo acata» la decisión adoptada.

El acuerdo alcanzado entre las partes prorroga el convenio para el servicio de la OTA de Bilbo suscrito en 2010 hasta diciembre 2020 e introduce dos cláusulas que aseguran, respectivamente, la ultractividad del convenio hasta que no se suscriba otro que lo sustituya y que solo podrá dejar de aplicarse su contenido en caso de que haya acuerdo entre empresa y sindicatos.

Tras la asamblea de esta mañana, los controladores de la OTA de Bilbo se incorporarán este miércoles a su puesto de trabajo, aunque la normalidad en la prestación del servicio dependerá de que las máquinas estén plenamente operativas y se arreglen las «supuestamente» saboteadas, según la misma fuente.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK