La consejera Solana dice que el PAI funciona «con total normalidad»

La consejera de Educación del Gobierno de Nafarroa, María Solana, ha asegurado que el Programa de Aprendizaje en Inglés «funciona con total normalidad» y que no hay «constancia ninguna» de que en algún centro se esté impartiendo un menor número de sesiones semanales que las de obligado cumplimiento en la normativa vigente.

Naiz|2018/02/14 09:06|0 iruzkin
Solanaparla
La consejera Solana, en una comparecencia en la Cámara. (PARLAMENTO DE NAFARROA)

«El programa funciona con total normalidad y dispone de todos los recursos necesarios para su funcionamiento», ha manifestado durante su intervención en comisión parlamentaria, donde acudía a petición de UPN para informar sobre las supuestas diferencias de sesiones semanales en inglés que se dan entre los 114 centros escolares que tienen implantado el Programa de Aprendizaje en Inglés.

Solana, que ha trasladado que el departamento apenas recibe «quejas o propuestas de cambio por los centros», ha anunciado que el número de solicitudes de prematrícula «ha aumentado en un 1,3 % en los modelos A y G de PAI», a pesar de existir una «bajada general de solicitudes» en el resto de los casos.

La consejera ha puesto de relieve que «un centro puede impartir más de 10 sesiones en lengua extranjera y, sin embargo, no impartir ninguna sesión en euskera». «Esto se da, ocurre y sucede», ha advertido Solana, que ha añadido que todos los alumnos de Nafarroa «estudian inglés o en inglés, pero no todos en euskera o euskera».

Tras garantizar que «no existe ningún centro en que no se imparta ninguna sesión en lengua extranjera», ha asegurado que «no existe constancia ninguna de que en ningún centro se esté impartiendo un menor número de sesiones semanales que las de obligado cumplimiento».

Según ha indicado, la horquilla de sesiones establecida en la normativa vigente, entre 6 y 12 aunque ampliables para aquellos centros que lo justifiquen «debidamente», permite que los colegios impartan un número horas «acorde» con las necesidades lingüísticas de su alumnado, «pudiendo incrementar curso a curso el número de sesiones impartidas en inglés si así lo consideran oportuno y lo consensuan con la comunidad educativa».

«Confiamos plenamente en el criterio pedagógico de los centros a la hora de tomar decisiones sobre el número de sesiones», ha manifestado. Por todo ello, ha subrayado que «lo que realmente cercena la igualdad es tratar a todo el alumnado exactamente de igual manera y no permitir cierta flexibilidad y autonomía de los centros educativos, que son los que mejor conocen su entorno».

Finalmente, ha apostado por un «marco común donde se contemple la convivencia entre las diferentes lenguas autóctonas, en este caso el euskera, y las extranjeras, permitiendo a su vez un acceso acorde y coherente a la función pública del docente y la docente».

«Esta última, y no otra, es la principal cuestión pendiente de resolver», ha zanjado la consejera, que ha señalado que todos los centros han establecido un número de sesiones dentro de dicha horquilla.

Por su parte, Alberto Catalán, UPN, ha denunciado que existen «diferencias que no se explican de ninguna manera ni atienden a las necesidades de los centros».

«No decimos que estos centros educativos no cumplen las sesiones semanales obligatorias, lo que decimos es que, gracias a la normativa que ustedes aprobaron, hay centros que tienen seis, siete u ocho sesiones semanales y otros que tienen 12, 13 y 14», ha aclarado, tras denunciar que, actualmente, un total de 13 centros navarros imparten menos de diez sesiones semanales.

Isabel Aranburu, parlamentaria de Geroa Bai, se ha congratulado por que la consejera «haya dejado bien claro que las diferencias que se dan en sesiones entre unos centros y otros son las establecidas en las horquillas establecidas» en la normativa vigente, «ni más, ni menos».

En nombre de EH Bildu, Esther Korres ha defendido la autonomía de los centros por ser «quienes mejor conocen las necesidades del alumnado», y ha apoyado que sea la comunidad educativa quien establezca las sesiones a impartir. «Tratar a todo el alumnado de la misma manera sí es garantía de desigualdad», ha advertido.

Por el PP, Javier García, que ha apuntado que las explicaciones aportadas por la consejera no han sido muy «convincentes», ha considerado que «la mayoría de los problemas se eliminarían con la conversión del PAI en modelo».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK