La camarera del Koxka declara que no presenció una agresión en el interior del bar

Naiara Navarro que trabajó como camarera en el bar Koxka, ha declarado que no presenció una agresión tumultuaria en el interior del establecimiento, presentando una versión de los hechos completamente diferente a la manifestada por los guardias y sus novias el martes. 

@MartxeloDiaz|SAN FERNANDO DE HENARES|2018/04/18
Fiscal
El fiscal, durante uno de los interrogatorios. (@MartxeloDiaz)

Naiara Navarro ha explicado que en un momento concreto se vació el local, pero no le dio más importancia porque la noche de los hechos la afluencia fue irreguar. Ha relatado que se enteró de lo sucedido porque su jefe se lo contó y que cuando salió a la calle ya habían llegado los forales. 

Ha subrayado que vio a Iñaki Abad ajeno a la trifulca y que estaba tranquilo porque había salido, que Adur Ramírez de Alda no estaba esa noche en el bar. Tampoco Aratz Urrizola ni Jon Ander Cob. Ha añadido que Oihan Arnanz es habitual del Koxka, al igual que lo eran el teniente y su pareja. Acudían prácticamente todas las semanas y coincidieron varias veces. En ningun momento se registró tensión entre ellos. Vio a Julen Goikoetxea, pero no participó en pelea alguna. 

Ha explicado que el espacio entre las puertas de salida del Koxka mide 2X2 metros, por lo que apenas caben siete personas. Los guardias y sus víctimas relataron que en este espacio les hicieron un pasillo de gente para agredirles.

Ha señalado que nunca percibió miradas extrañas contra el teniente y que ella misma se enteró de que pertenecía al instituto armado meses después de conocerla. 

Por su parte, Iosu Muñoa, propietario del Koxka, ha relatado que no vio ninguna trifulca en el interior del establecimiento y que vio los hechos del exterior. Ayudó al teniente, que estaba tendido en el suelo, dejándole su chaqueta.

Ha destacado que él no manifestó ante la Policía Foral que la acción fuera premeditada ni llevada a cabo por personas «que sabían pegar». Lo ha negado en repetidas ocasiones. Su firma no consta en esa declaración. 

A preguntas del abogado Rubén Múgica ha negado haber sido amenazado por los vecinos de Altsasu y ha subrayado que solo ha recibido llamadas intimidatorias por parte de falangistas, en las que le han cantado el «Cara al Sol», y que también le han hecho pintadas. No vio ni a Ainara Urkijo, ni a Ramírez de Alda, ni a Urrizola ni a Abad.

Declaración de los policías forales 

Los agentes de la Policía Foral que acudieron en primer lugar al exterior del bar Koxka han relatado que se encontraron con el teniente tendido en el suelo sangrando. El sargento y sus acompañantes les dijeron quién les había atacado y procedieron a detener a una persona, Jokin Unamuno, que vestía de forma más llamativa que el resto. Han explicado que esta persona se escapó del coche, y que unas 30 personas se agruparon recriminándoles que ayudaran a la Guardia Civil. Han señalado que este grupo conocía que el teniente y el sargento pertenecían al instituto armado.

Uno de los forales ha declarado que la novia del teniente le comunicó que a ella le habían «zarandeado».

[Crónica completa del juicio]

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK

 

 

Elene CARRETO - FOKU
Loading player...


Konfinamenduaren erronketako bat da geure buruak eta gorputzak zaintzea. Bide horretan, martxoaren 30etik aurrera, NAIZek zumba saioak eskainiko ditu egunero, astelehenetik ostiralera, Elene Carreto dantzari durangarraren eskutik. Hauxe lehen saioa.