El TSJPV anula las cuentas de Sanmarko de 2016 y da la razón de nuevo a EH Bildu

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha declarado nulos los presupuestos de la Mancomunidad de Sanmarko de 2016, recurridos por los ayuntamientos de Hernani, Usurbil y Oiartzun, en una sentencia que se suma a otra anterior que invalidó también las cuentas de 2014 y que da por segunda vez la razón a estos municipios gobernados por EH Bildu que hacen la recogida puerta a puerta.

NAIZ|DONOSTIA|2018/04/24 14:22|0 iruzkin
Ehbildu-sanmarko
Los alcaldes de Usurbil y Hernani, Xabier Arregi y Luis Intxauspe, y la edil de Oiartzun Eneritz Arbelaitz.

El fallo del TSJPV que anula los presupuestos de la Manconmunidad de 2016 ha sido dado a conocer en rueda de prensa, en la sede de Sanmarko en Donostia, por los alcaldes de Hernani y Usurbil, Luis Intxauspe y Xabier Arregi, respectivamente, y la edil de Oiartzun Eneritz Arbelaitz.

La Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJPV estima en su sentencia el recurso interpuesto por los tres ayuntamientos y declara «nulo de pleno derecho» el acuerdo de la junta de la Mancomunidad que aprobó los presupuestos del ejercicio 2016, en atención a la «conformidad» dada por la parte demandada respecto a «la única pretensión» de los demandantes de anular dichas cuentas.

Esta resolución se suma a la que dictó el pasado noviembre el Tribunal Supremo, que desestimó el recurso de casación presentado por Sanmarko contra el fallo anterior del TSJPV y ratificó la anulación de los presupuestos de la entidad correspondientes a 2014.

Los consistorios de Hernani, Usurbil y Oiartzun, y anteriormente también los de Astigarraga, Pasaia y Lezo –gobernados todos ellos por Bildu en 2014 y con el sistema de recogida selectiva de residuos puerta a puerta– recurrieron las cuentas de aquel año, y también las de 2015 y 2016, porque repartían el gasto de implantación del quinto contenedor, de recogida de residuos orgánicos, entre todos los municipios de la mancomunidad, incluidos los que no iban a utilizarlo porque tenían el PaP.

Tras las elecciones municipales de 2015, EH Bildu mantuvo solo los gobiernos de los tres primeros municipios, donde continúa implantado el PaP, mientras el recurso contra los presupuestos de Sanmarko del año 2015 está aún pendiente de resolución.

En su comparecencia de hoy, los representantes de la formación abertzale han subrayado que, con la segunda resolución judicial a su favor, los tribunales vuelven a reconocer que la Mancomunidad les «cobra de forma injusta», pues no lo hace «en base al servicio que realmente reciben», lo que supone que salen «perjudicados y castigados».

En su opinión, el establecimiento de las tarifas en Sanmarko debe «adecuarse» a la realidad del «servicio prestado», más aún teniendo en cuenta que, según han afirmado, el canon que aplica por el tratamiento de la basura orgánica es «escandaloso», pues «en Gipuzkoa ronda los 138 euros por tonelada frente a los 31 a 33 euros» que tienen en territorios limítrofes.

«El esfuerzo que hacemos con la recogida selectiva que tan buenos resultados da –ha denunciado Arregi– no se ve recompensado con una tarifa justa».

Los ediles de EH Bildu han señalado que, aunque la Mancomunidad no les ha devuelto las cantidades cobrabas indebidamente en ejecución de la sentencia que anuló las cuenta de 2014, mantienen su «voluntad dialogante» con los responsables de la µancomunidad, que preside el edil donostiarra del PNV Jaime Domínguez-Macaya.

«En este momento estamos hablando», ha dicho el alcalde de Usurbil, quien ha indicado que Sanmarko «está ahora recalculando las aportaciones de cada uno», lo que resulta complejo en una µancomunidad que es la más grande de Gipuzkoa y agrupa a diez municipios.