Bélgica rechaza la extradición de Serret, Comín y Puig

El juez de primera instancia de Bélgica ha rechazado la extradición de los exconsellers Meritxell Serret, Toni Comín y Lluís Puig, exiliados en Bruselas desde finales de octubre de 2017, por defectos de forma en la euroorden emitida por el Tribunal Supremo español. Les levantará las medidas cautelares que pesaban sobre ellos.

NAIZ|BRUSELAS|2018/05/16 10:41|5 iruzkin
Comin
Toni Comín atiende a los medios tras salir del Palacio de Justicia de Bruselas. (Antony GEVAERT/AFP)

La Justicia belga ha rechazado entregar al Estado español a los exconsellers Meritxell Serret, Toni Comín y Lluís Puig, después de que la Fiscalía se lo haya demandado. Alega que la euroorden del juez Pablo Llarena contiene defectos de forma y errores graves.

Los tres exconsellers exiliados han comparecido esta mañana ante el juez de primera instancia que estudiaba las euroórdenes emitidas por el Tribunal Supremo español. Según ha informado el propio Comín a los medios, el juez ha adoptado esa decisión tras escucharles a ellos y a la Fiscalía.

«Queremos mostrar nuestra satisfacción rotunda, más absoluta, porque hoy efectivamente se ha hecho justicia. La Cámara del Consejo de Bélgica ha decidido que no se ejecutará la orden europea de detención porque es una orden irregular, una orden que no cumple con los requisitos que determina el sistema europeo que regula las euroórdenes», ha afirmado el exconseller.

El abogado de los exconsellers, Jaume Alonso-Cuevillas, ha explicado que tanto la defensa de los políticos catalanes como la Fiscalía han coincidido en señalar que existe un defecto de forma que hace que la euroorden contra ellos no sea «técnicamente» admisible.

«La petición cursada por el Estado español era irregular en aplicación de un conocido precedente europeo», la sentencia «Bob Dogi», según el cual «para que pueda cursarse una orden europea de detención, esta tiene que estar respaldada por una orden nacional de detención».

Con la decisión del juez Pablo Llarena de retirar las euroórdenes de detención contra los cuatro exconsellers –Comín, Puig y Serret y Clara Ponsatí– además de la de Carles Puigdemont, «perdió vigencia la orden española de detención que la respaldaba».

«Lo observamos en el primer momento, y cuando llegó esta segunda euroorden, enseguida lo pusimos en conocimiento de la Fiscalía belga», ha explicado Alonso-Cuevillas, quien ha añadido que «tanto la Fiscalía como la defensa se han mostrado conformes en que debía rechazarse la euroorden y no era admisible ni siquiera su estudio».

Cuevillas ha señalado que «el problema de forma» alude a «un problema de fondo» y es que «los hechos no son constitutivos de los graves delitos que está imputando la Justicia española».

El abogado ha dicho que «técnicamente» esta es «la misma situación» a la que se enfrenta Puigdemont en Alemania, aunque no se ha aventurado a «anticipar lo que pueda pasar», ya que «cada Estado tiene su propio ordenamiento jurídico».

El juicio a Ponsatí, entre julio y agosto

El juicio sobre la entrega de la exconsellera Clara Ponsatí, también exiliada, se iniciará el 30 de julio y se alargará hasta el 31 de agosto, según ha anunciado su abogado, Aamer Anwar.

En un mensaje publicado en Twitter, Anwar ha precisado que el proceso se iniciará el 30 de julio y durará hasta el 10 de agosto y, tras unos días de receso, proseguirá del 21 al 31 de ese mes.

«España debe ahora actuar con sentido, retirar sus órdenes de detención y liberar a todos los presos políticos», ha remarcado.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK