Familiares de militantes abertzales muertos estarán en Miribilla porque anhelan sus sueños

Una quincena de familiares de militantes abertzales muertos en medio siglo de conflicto han llamado a acudir al acto político convocado para el sábado por Sortu en el pabellón de Miribilla. «Intentaremos revivir los sueños y las ilusiones de nuestros seres queridos. Un Estado vasco libre, justo y decente. Porque se lo merecen, porque nos lo merecemos y necesitamos», han enfatizado Maite Rey, hermana de Xabier Rey, y Aitziber Ibaibarriaga, sobrina de Txabi Etxebarrieta.

Agustín Goikoetxea @goikodeustu|BILBO|2018/05/17 13:55|3 iruzkin
Sortu
Aitziber Ibaibarriaga y Maite Rey han comparecido para llamar a acudir el sábado a Miribilla. (Marisol RAMÍREZ/FOKU)

Los allegados de militantes abertzales fallecidos en las últimas décadas a consecuencia del conflicto han reconocido sentirse esperanzados ante «la nueva era que se acaba de abrir» y han insistido en que desean un futuro sin sufrimiento para el país. Entre los presentes, además de Rey e Ibaibarriaga –familiares del último y primera persona que perdió la vida en estos 50 años–, han estado Peru del Hoyo, hijo del preso Kepa del Hoyo, muerto en prisión en julio de 2017, y Jesús Iraola, su hermano Bernardo perdió la vida a consecuencia de las torturas sufridas en dependencias de la Guardia Civil en 1976.

El recuerdo a todos ellos es lo que ha movido a comparecer este jueves en Bilbo para llamar al acto político convocado para el sábado por Sortu. «Estamos aquí por ellos, por ellas, con el deseo de que en esta nueva era logremos sanar el dolor y sean respetados los derechos de todas y todos», han explicado.

Han dicho no querer «alardear de sufrimiento», al defender que «el sufrimiento no es nuestra característica, porque no queremos ser dueños exclusivos de ese sentimiento de dolor. Tampoco –han aclarado– queremos callarnos, sino decir alto y claro que también nosotras hemos sufrido, que el dolor nos acompaña». Han advertido de que se intenta ocultar su realidad, silenciarla. «Es que quieren silenciar nuestro sufrimiento, tampoco reconocen que nos han hecho sufrir y nos hacen sufrir. No, no lo reconocen», han insistido.

Tras recordar que son «largas décadas» de «enorme sufrimiento», han reiterado que esa carga aumenta cuando no se reconoce. No desean «un futuro cargado de sufrimiento para este pueblo, para las generaciones venideras».

Por ello, su apuesta decidida por impulsar un nuevo ciclo. «Nos espera pues el futuro. Nuestro allegados y allegadas, a lo que recordamos con tristeza, murieron soñando un futuro mejor. Hoy también estamos aquí porque soñamos sus sueños», han reconocido, confiadas en el papel que deben jugar con el resto de la sociedad en la construcción de ese nuevo tiempo esperanzador.

«Desgraciadamente, a dia de hoy, no hay garantías para que deje de haber nuevas muertes, como recientemente lo hemos constatado. Esperamos que Xabier sea el último muerto en este conflicto –ha dicho su hermana Maite y Aitziber Ibaibarriaga–. Todas nosotras y nosotros nos mostramos dispuestas a hacer todo lo que esté en nuestras manos para que no vuelva a ocurrir».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK