Elaboran una réplica de un gran fósil hallado en el flysch de Geoparkea

El Instituto Geológico y Minero (IGME) ha elaborado una réplica exacta de un conjunto de huellas de un equínido, de la familia de los erizos de mar, de 53 millones de años de antigüedad, que se encontraba en Geoparkea (Zumaia-Deba-Mutriku) y estaba a punto de desprenderse y dañarse.

Naiz|Zumaia|2018/05/25 16:40
Geoparkea
Presentación de la réplica que será expuesta en Algorri. (Andoni CANELLADA / FOKU)

La copia ha sido presentada por la directora general de Montes de la Diputación de Gipuzkoa, Arantxa Ariztimuño, el director científico de Geoparkea, Asier Hilario, y el alcalde de Zumaia, Oier Korta, en un acto que ha tenido lugar en el centro de interpretación Algorri de esta localidad, donde quedará expuesta permanentemente.

Geoparkea tiene identificadas en los acantilados del flysch una decena de huellas fósiles de gran interés científico a los que realiza un seguimiento para detectar problemas causados por la erosión.

Hace unos meses se comprobó que uno de ellos, denominado Scolicia, estaba a punto de desprenderse de la roca, por lo que se puso en marcha el proyecto de elaborar una réplica ante la imposibilidad de extraerlo sin causarle daños.

Tras un «proceso minucioso», el equipo dirigido por el conservador del Museo Geominero del IGME Eleuterio Baeza, con la colaboración de un grupo de estudiantes de la Facultad de Bellas Artes de la UPV-EHU, ha conseguido una reconstrucción cuyo parecido con el original es «máximo».

Se trata de un conjunto de huellas de equínido de seis metros de largo y aproximadamente de un metro de ancho que se formó en el mar a una profundidad de 1.000 metros.

«Destaca la inusual acumulación de rastros fósiles en una sola capa, por lo que es posible que el lugar fuera rico en nutrientes y la alta concentración de huellas responda a un acopio de alimentos», ha señalado Asier Hilario, aunque reconoce que «es una interpretación ya que no hay evidencia que lo confirme».