La Mesa del Parlamento navarro aplaza otra semana el cambio de nombre del grupo de Podemos

La Mesa del Parlamento de Nafarroa ha aplazado una semana más el posible cambio de nombre del grupo parlamentario de Podemos que han propuesto los críticos de la formación morada, que son mayoría en el grupo del Legislativo.

Naiz|2018/06/11 12:05
Couso
Carlos Couso, parlamentario crítico de Podemos.

El portavoz de Podemos, Carlos Couso, uno de los críticos con la dirección, ha explicado que la Mesa ha decidido darse una semana más de plazo tras un informe que han elaborado los servicios jurídicos de la Cámara en el que se asigna a la Mesa un papel de «arbitraje» en esta decisión, papel que iría más allá de del mero trámite formal del cambio de nombre.

En todo caso, Carlos Couso ha considerado que finalmente el cambio de nombre a ‘Orain bai-Ahora sí’ se materializará, dado que los grupos parlamentarios concluirán que «no les corresponde a ellos» decidir sobre cuestiones internas de un grupo y «se acabó». «Se han querido dar un tiempo para valorarlo mejor. No le damos más importancia ni nos preocupa, sabemos que el cambio de nombre lo hemos hecho con arreglo al reglamento», ha destacado, en declaraciones a los periodistas al término de la Mesa y Junta de Portavoces.

Así, ha explicado que no se ha opuesto a que la decisión se retrase una semana porque «no queremos entorpecer ni presionar a quien tenga que tomar la decisión de darse por enterado del cambio de nombre, no queremos meter más ruido sobre este asunto».

Además, ha destacado que la letrada mayor del Parlamento «se ha ratificado en lo expresado en la reunión de la semana pasada en Falces, que formalmente el cambio de nombre está bien hecho». «Los grupos han dicho que si formalmente está bien hecho el cambio de nombre, poco más hay que considerar», ha asegurado.

Por contra, Couso ha cuestionado el informe de los servicios jurídicos, al considerar que «tiene contenidos de carácter político sobre lo que nadie había preguntado». «Solo se preguntaba por el ajuste al reglamento del cambio de nombre. Nos hemos encontrado con la sorpresa de que ese informe hacía unas consideraciones políticas sobre la base de una hipótesis que a nuestro modo de ver no es cierta y sin haber escuchado a la otra parte», ha censurado.

También ha manifestado que con el cambio de nombre a ‘Orain bai’ no se cumple ninguno de los supuestos que impedirían este cambio, es decir, que «genere confusión o que atente contra la dignidad y decoro de la Cámara». «No entendemos los contenidos del informe, que están fuera de lugar», ha señalado.

«Facilitar la convivencia»
Por otro lado, Carlos Couso ha afirmado que con el cambio de nombres se busca «facilitar la convivencia en lo que queda de legislatura» y «no responde a ninguna intención de crear un partido político ni nada parecido». «Mientras estemos en esta Cámara, nos debemos a los programas políticos con los que nos presentamos a las elecciones en 2015», ha indicado.

Así, ha afirmado que los cuatro parlamentarios críticos no tienen «ninguna vinculación con la asamblea que se convocó el viernes y a la que nosotros asistimos con unas breves intervenciones». De hecho, ha explicado que en esa asamblea pidieron que se desactivara una nueva web que se había creado usando el nombre del grupo parlamentario. «Agradecemos todas las ayudas, pero que a lo mejor no nos ayuden tanto», ha indicado.

Además, ha señalado que desde que hace unos meses los críticos se hicieran con el control del grupo «hemos recibido insultos y acusaciones de transfuguismo y nosotros lo que hemos hecho es seguir estando donde hemos estado desde el primer día, que es en el cumplimiento de nuestro programa político». «Sigo siendo miembro de Podemos, nadie me ha expedientado ni sancionado y no voy a hacer nada para que eso ocurra. Yo estoy en mi libre derecho a discrepar con la dirección. Han entendido que a mí se me puede respetar eso, pero quizás a otras personas no. Yo no voy a crear ni un grupo parlamentario ni voy a participar en nada raro», ha asegurado.

Petición de «convivencia pacífica»

Por su parte, el portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha argumentado que su grupo ha pedido una semana más de plazo porque «visto el informe jurídico, hay un planteamiento que no se refiere solo a elementos formales del reglamentos, sino a elementos políticos y deben ser valorados por los órganos políticos». «Se plantea una puerta para que la Mesa decida. Hemos pedido que se explique por qué se ha incluido esto», ha apuntado.

Junto a ello, Araiz ha pedido «reflexión para que de forma clara y convencida se tenga en cuenta el escaso tiempo de legislatura para que se establezca una situación de convivencia pacífica en ese grupo». «Es un problema que no hemos generado los grupos parlamentarios, es un problema interno de un grupo y no puede trasladarse al resto de grupos. Que hagan un último esfuerzo de marco de convivencia pacífica en el grupo, que convivan como dos partes en un mismo grupo, que la situación se reconduzca y quienes han generado esta situación sean conscientes de las consecuencias que se puedan producir», ha afirmado, haciendo un llamamiento a los siete miembros del grupo de Podemos.