El ministro de Cultura fue condenado en 2017 a pagar 243.000 euros por fraude fiscal

El nuevo ministro español de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, fue condenado el pasado año por defraudar a Hacienda 218.332 euros con una sociedad que constituyó en el año 2006 cuando trabajaba como presentador de televisión. Fue condenado a pagar 243.000 euros, según informa la web elconfidencial.com.

Naiz|Madrid|2018/06/13 09:33|7 iruzkin
Huerta
Màxim Huerta, la pasada semana antes de su primer consejo de ministros. ( JAVIER SORIANO / AFP)

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), en dos sentencias de mayo de 2017, condenó a Huerta por dejar de pagar la citada cantidad correspondiente a los ejercicios fiscales de 2006, 2007 y 2008 en los que habría facturado 798.521 euros a través de la sociedad Almáximo Profesionales de la Imagen SL, sociedad de la que era único accionista y administrador desde enero de 2006.

Según explican las dos sentencia del TSJM, Huerta se dedujo por actividades artísticas 43.770 euros en 2006, 80.481 en 2007 y 24.451 en 2008, habiendo declarado solo por servicios profesionales o rendimientos del trabajo 44.400, 43.065 y 60.000 euros, respectivamente. Como consecuencia, del total de ingresos de los tres ejercicios, 798.520 euros, solo tributó por IRPF 21.860.

El titular de Cultura tributó por el impuesto de sociedades y no por el IRPF, como debería haber hecho, eludiendo así «los tipos impositivos progresivos y más elevados de IRPF» y «engrosando además indebidamente el capítulo de gastos».

«No pudiéndose apreciar buena fe»

En el artículo publicado por este diario digital Huerta afirma estar «al corriente» de todas sus obligaciones tributarias «desde hace ya unos cuantos años. La regularización fiscal a la que hace referencia el artículo se refiere a los ejercicios 2006, 2007 y 2008».

La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Adriana Lastra, ha expresado su «total seguridad» de que el ministro de Cultura dará «las explicaciones oportunas. Hace tiempo hablábamos de ministros que tenían dinero en paraísos fiscales. Ahora estamos hablando de una persona que dedujo cosas de su participación en televisión que no se podían deducir y luego lo solucionó».

En la sentencia el tribunal estima que «la conducta del obligado tributario no puede ser calificada sino de voluntaria y culpable, en el sentido que se entiende que le era exigible otra conducta distinta, no pudiéndose apreciar buena fe en su actuación en orden al cumplimiento de sus obligaciones fiscales».

Huerta descarta dimitir

Huerta ha asegurado tener «todas las obligaciones tributarias al corriente desde hace 10 años» y ha descartado dimitir por entender que su condena por fraude fiscal no le plantea «ninguna deuda moral, ni conflicto».

«Este asunto no es como ministro de Cultura, es cuando era Màxim Huerta hace unos cuantos años y de pronto cambió un criterio (Hacienda) y como ciudadano regularicé todo, pagué lo correspondiente y asunto cerrado», ha explicado Huerta en una entrevista en Onda Cero. Ha remarcado que han sido «cientos de creadores, artistas y escritores» los que se han visto afectados por una situación similar a la suya.

«Por supuesto he hablado con Pedro Sánchez y me ha dicho que nuestro objetivo es trabajar y ser transparentes, que es la queja que hemos tenido siempre; hace una semana estaba pidiendo transparencia a los miembros del PP y en tantos años en informativos siempre he pedido rapidez y transparencia, y eso es lo que me he aplicado para mi esta misma mañana», ha indicado.

El ministro de Cultura ha admitido, no obstante, no haber informado a Sánchez previamente a su nombramiento. «No lo compartí porque fue una cuestión privada en la que yo asumí mis responsabilidades y lo explico con transparencia. El presidente Sánchez sabe cómo me muevo y por eso ha querido que sea ministro de Cultura. Yo no tengo ningún asunto fiscal negativo, no tengo nada ni ninguna herencia negativa en este asunto».

Fuentes del Gobierno español se han limitado a considerar «totalmente solventes» las explicaciones aportadas por el nuevo ministro de Cultura y Deporte.

Comparecencia y dimisión

Las reacciones del resto de partidos no se han hecho esperar. El PP ha adelantado que va a registrar una pregunta oral en el Senado para la sesión de control del próximo martes, pidiendo a Pedro Sánchez la destitución de Huerta. «Con qué autoridad este Gobierno va a exigir a los españoles que paguen sus impuestos», ha indicado el coordinador general de esta formación, Fernando Martínez-Maíllo.

«Un ministro que ha defraudado a Hacienda no debe ser ministro y creo que sería enormemente triste que el Gobierno de Pedro Sánchez tuviera que convivir con ministros reprobados como los que tenía el PP», ha advertido el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

La portavoz de Ciudadanos y líder del partido en Catalunya, Inés Arrimadas, ha apuntado que «lo más sensato es que dé explicaciones ante los representantes de los ciudadanos», y será a partir de entonces cuando decidirán «cómo actúan».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK