El ministro de Agricultura de Sánchez, en el punto de mira por un delito medioambiental

El ministro español de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha asegurado que «ni era competente, ni tenía conocimiento» del robo de agua en Doñana a través de pozos ilegales cuando fue consejero de Agricultura en Andalucía, entre 2012 y 2013, causa en la que está procesado y por la que el PP ya ha pedido su dimisión. Sin embargo, la Fiscalía, que es la única acusación, ha informado de que pedirá el archivo de la causa contra el ahora ministro.

naiz|2018/06/14 18:07|Iruzkin 1
Planas
El ministro español de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas. (Javier SORIANO / AFP)

El ministro español de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, está siendo investigado por un delito medioambiental durante su etapa de consejero de la Junta de Andalucía por unos pozos de agua ilegales en Doñana. Sin embargo, fuentes de la Fiscalía han confirmado a Efe que el Ministerio Público, que es la única acusación, pedirá el archivo respecto a Planas. En la causa también están investigados varios agricultores y dos exalcaldes del PSOE de Almonte (Huelva).

El juez ya ha dictado auto de procedimiento abreviado y ha dado traslado a las partes para que se pronuncien sobre sus solicitudes de condena o absolución respecto a los investigados antes de abrir juicio oral a aquellos contra los que sí formule acusación la Fiscalía. No lo acusará porque no ve que Planas «haya colaborado de forma activa y relevante con los agricultores querellados o cometido una omisión grave y reiterada al no denunciar penalmente las extracciones ilegales de las que tuviesen conocimiento».

Planas ha asegurado que «ni era competente, ni tenía conocimiento» del robo de agua y, de hecho, ha solicitado en varias ocasiones el archivo de la causa, abierta en 2016 en el Juzgado de Instrucción 2 de La Palma del Condado (Huelva). La Fiscalía se ha opuesto a sus recursos, la última vez el 13 de diciembre de 2017, si bien ya anunciaba que no tenía previsto formular acusación contra él.

En el escrito, el Ministerio Público exponía que las diligencias practicadas impiden determinar que los investigados de la Junta de Andalucía «hayan colaborado de forma activa y relevante con los agricultores querellados o cometido una omisión grave y reiterada al no denunciar penalmente las extracciones ilegales de las que tuviesen conocimiento».

La querella por las extracciones ilegales comprende los años 2010-2013 y Luis Planas fue consejero de Agricultura entre 2012 y 2013.

El PP pide su dimisión

Pese a ello, el portavoz adjunto del PP en el Congreso español Teodoro García Egea ha pedido su dimisión y, si no lo hace, ha recalcado, «tendrá que hacerlo Pedro Sánchez».  Las acusaciones, ha señalado, son «lo suficientemente graves» como para que el presidente «dé la cara», ha insistido García Egea, que ha recordado que «la moción de censura de Sánchez escondía más sorpresas» que la condena por fraude fiscal al ya exministro Màxim Huerta.

Para el dirigente del PP, Planas tiene que dimitir, como hizo ayer Huerta, aunque para el PP, según ha defendido él mismo, un político no debe hacerlo hasta que no haya apertura de juicio oral. Y lo cree así, según ha justificado, «porque muchas imputaciones que han tenido cargos del PP, promovidas a veces por el PSOE han terminado siendo archivadas».

Una respuesta que ha dado al ser preguntado por la situación de Ana Mato, condenada por lucrarse de la trama Gürtel, y Gabriel Amat, presidente del PP de Almería e investigado por un presunto delito a la Hacienda pública.

 

 

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK