Personalidades femeninas llaman a acudir a Irun para respaldar el Alarde igualitario

El Alarde Igualitario de Irun va a cumplir veinte años y sus impulsoras han puesto en marcha una campaña de apoyo y visibilización. Para dar cumplimiento a la primera parte se ha redactado un manifiesto que ha recabado el respaldo de más de quinientas mujeres, muchas de ellas referenciales en su ámbito.

Naiz|Irun|2018/06/19 17:23|9 iruzkin
Alarde
Alarde igualitario de Irun. (Juan Carlos RUIZ / FOKU)

Entre las firmantes están, entre otras, representantes poíticas como Rafaela Romero, Maddalen Iriarte o Isabel Salud, escritoras como Toti Martínez de Lezea o Karmele Jaio, la bertsolari Maialen Lujanbio, la jueza Garbiñe Biurrun o periodistas como Ainara Torre, Sonia Hernando o Estibaliz Ruiz de Azua.  

En el texto se recuerda que «han pasado ya veinte largos años desde que en dos municipios vascos, un grupo de ciudadanas decidió reclamar un rol diferente para la mujer en sus fiestas patronales. Desde ese momento han tenido que sufrir numerosos episodios de acoso en base a justificaciones basadas en ‘la tradición’».

En otras localidades del entorno las celebraciones festivas «han ido paulatinamente adaptándose a los nuevos tiempos», por ejemplo el caso de la tamborrada de Donostia, pero no es el caso de Irun, y tampoco el de Hondarribia.

La firmantes muestran su apoyo al Alarde igualitario «como paso hacia un disfrute activo que aleje a la mujer del rol de mera espectadora que hasta ahora se le ha impuesto», y remarcan que «no es ‘un problema local que desde fuera no se entiende’, como nos quieren hacer creer».

Por ello animan a todas las mujeres y hombres «a solidarizarse y a movilizarse en apoyo de este Alarde, acudiendo a Irun el sábado 30 de junio para aplaudir a las personas que llevan décadas luchando por algo que consideran justo».

Asimismo emplazan al alcalde José Antonio Santano y a su partido, el PSE, «a tratar con seriedad y respeto a esta parte de su ciudadanía y a sus derechos, dejando a un lado calculadas ambigüedades y dobles discursos».