EH Bildu apuesta por trabajar en una nueva ley «integral» de violencia policial en Nafarroa

EH Bildu ha apostado por trabajar en el Parlamento de Nafarroa en una nueva ley «integral» que «contemple el derecho a la verdad, reconocimiento y reparación en los principios originales» que planteaba la ley navarra de víctimas por actos de motivación política provocados por grupos de extrema derecha o funcionarios públicos, anulada en su mayor parte por el Tribunal Constitucional español.

Naiz|2018/08/10 13:37|0 iruzkin
Bakartxo
Bakartxo Ruiz, en la rueda de prensa de EH Bildu. (Idoia ZABALETA/FOKU)

Así lo ha propuesto la parlamentaria de la coalición Bakartxo Ruiz en una rueda de prensa que ha ofrecido junto a Adolfo Araiz, en la que han criticado «este nuevo ataque al derecho que tiene Navarra a decidir sus propias leyes».

Ruiz ha recordado que la coalición ha solicitado la comparecencia de la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, al considerar que el Gobierno de Nafarroa «también tiene que hacer pública la valoración que todavía no ha hecho sobre la anulación de la mayor parte de esta ley y exponer qué compromisos y fórmulas puede poner encima de la mesa para intentar solventar esta situación».

Para la representante de EH Bildu, el TC «ha intentado dejar coja» la ley navarra, que se cimentaba en «tres patas, la de la verdad, el reconocimiento y la reparación». «Ha tirado abajo la pata de todo lo que supone el derecho a la verdad, y por tanto, intenta llevarnos a un callejón sin salida, a una situación en la que es imposible investigar, acreditar unos hechos que pueda llevar el reconocimiento y reparación de unas víctimas en concreto», ha argumentado.

Según ha expuesto, el Tribunal Constitucional «niega el derecho a que se pueda investigar esos hechos, que también tienen responsables por mucho que algunos intenten negarlos» y también busca «amparar la impunidad que a lo largo de estos años ha estado presente en este ámbito».

Por todo esto, ha afirmado que «si la ley original se basaba en esas tres patas, desde EH Bildu tenemos muy claro que habrá que buscar las fórmulas precisas, y estamos convencidas de que es posible, para que la nueva propuesta, la nueva proposición de ley que lleguemos acordar tenga que tener también inevitablemente esas tres patas».

En este sentido, ha remarcado que «cuando se aprobó la anterior ley foral no estábamos en la situación actual, no había una Dirección General de Paz y Convivencia o un Instituto de la Memoria», por lo que, a su juicio, «la situación actual también nos da otra posibilidades». «La ley tiene que ser integral y no puede haber un reconocimiento y una reparación sin hacer un camino en el ámbito de la verdad», ha reivindicado.

Asimismo, Bakartxo Ruiz ha defendido que deben ser las fuerzas parlamentarias que apoyaron la ley las que «fundamentalmente tenemos que hacer ese trabajo de poner propuestas en la mesa, sin ningún ánimo partidista». «Tenemos que sentarnos, más pronto que tarde, para ver cuáles son las bases que planteamos cada fuerza parlamentaria y empezar a trabajar en un nuevo texto», ha subrayado.

En su opinión, «conjuntamente con el trabajo parlamentario no podemos olvidar que están las personas afectadas por esta sentencia del Tribunal Constitucional y que tienen todo el derecho a ser escuchadas y que sus opiniones sean tenidas en cuenta».

«En ese proceso que tenemos que emprender a partir de septiembre entre las fuerzas políticas tienen el derecho de participar y de hacer sus aportaciones», ha argumentado Ruiz, quien ha esperado que «antes de acabar la legislatura, seamos capaces en el Parlamento de acordar una nueva proposición de ley foral, tramitarla y acabar la legislatura con una nueva ley aprobada».

Nuevo ataque al autogobierno

Por su parte, Adolfo Araiz ha considerado que «este tipo de resoluciones del Tribunal Constitucional suponen un claro ataque al autogobierno, un nuevo ataque al derecho que tiene Navarra a decidir sus propias leyes» y ha criticado «esta situación de delimitación y laminación del autogobierno» del herrialde.

Además, ha mostrado su oposición a la «tesis central que sostiene la mayoría que ha adoptado esta sentencia» para «evitar que órganos administrativos puedan llevar adelante un mínimo de actividad investigadora para reconocer a unas víctimas, no para declarar a los autores».

En su opinión, «aquí lo que hay es una razón política de fondo, que no es otra que la disconformidad política que en su momento mostró el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el presidente del PP entonces».

«Lo que queda claro es que para el PP estas víctimas no han existido, no tienen que existir y no deben ser reconocidas. No les ha bastado con esta impunidad penal a lo largo de estos años y ahora quieren una clara impunidad política», ha censurado Araiz, quien también ha criticado que el actual líder del PP, Pablo Casado, «haya manifestado que en España no existen víctimas producidas por la violencia policial».

Para el representante de EH Bildu, «lo que aquí está en juego es el derecho a la verdad» y ha considerado que «hay una doble vara de medir según el tipo de víctima».