Los arrantzales no podrán capturar bonito a partir del 18 de agosto

Los pescadores vascos no podrán capturar bonito del norte a partir del 18 de agosto, ya que la Dirección de Ordenación Pesquera ha decretado el «cierre precautorio» desde ese día, el sábado de la semana que viene, adelantando así en unos dos meses el cierre de campaña que suele producirse a finales de octubre.

NAIZ|BILBO|2018/08/10 12:17
Getaria-bonito
Arrantzales trabajando en el puerto de Getaria, en el inicio de la campaña del bonito de 2017. (Juan Carlos RUIZ/FOKU)

En la orden que comunica el cierre, la dirección general de Ordenación Pesquera del Ministerio explica que la decisión se ha tomado ya que, «a la vista de los datos actuales de capturas de atún blanco del norte en el Atlántico, y teniendo en cuenta el consumo medio diario, se estima que en pocos días se alcanzará el 100 % de consumo de la cuota del citado stock».

La cuota está establecida en 15.000 toneladas para todo el Cantábrico. Al parecer, las altas temperaturas del agua del mar de este año –24 grados actualmente– han hecho que haya más bonito en el Cantábrico y cercano a la costa, lo que ha facilitado las capturas.

El año pasado, cuando la costera fue muy buena, los pescadores vascos capturaron 6.760 toneladas, por 6.231 toneladas en el 2016.

Así, la campaña que comenzó a finales de junio se va a cerrar con dos meses de adelanto al haberse consumido la cuota, ya que a partir de las cero horas del 18 de agosto los buques españoles no podrán capturar el atún blanco del norte.

Desde ese día solo podrán desembarcarse las cantidades capturadas y declaradas antes de la fecha de cierre citada, es decir, las pescadas en los días anteriores al cierre del día 18. Una vez desembarcados estos últimos ejemplares, ya no habrá más bonito.