‘First man’, una película que intenta descubrir al hombre detrás del mito

Tras abrir la Sección Oficial del festival de Venecia, la sección Perlak de Zinemaldia cuenta con ‘First man’, una cinta que trata de desvelar la historia no conocida del primer hombre en pisar la Luna, Neil Amstrong. Una parte fundamental de su vida fue su primera esposa, Janet Shearon.

@belastegi|Donostia|2018/09/24
Gosling
Ryan Gosling y Claire Foy, en el photocall. (Juan Carlos RUIZ/FOKU)

El actor Ryan Gosling ('El diario de Noah', 'Drive’, ‘La la land', 'Blade runner 2049') tuvo ayer por la noche una acogida calurosa por parte de los fans, y hoy la respuesta ha sido similar por parte de la prensa. La atención que ha despertado ha sido tal que ha llegado a eclipsar a su compañera de reparto en 'First man’, Claire Floy. Esta debutó en el cine en 2011 con 'En tiempo de brujas’ junto a Nicolas Cage, y recientemente ha adquirido gran fama por interpretar en televisión a la reina de Inglaterra en la serie 'The crown'.

La cinta de Damien Chazelle compite en la sección Perlak tras pasar por la Sección Oficial del festival de Venecia. En la misma se narran la vida del astronauta Neil Amstrong y su esposa, Janet Shearon, previa y posterior al alunizaje. Gosling ha contado en rueda de prensa que han podido conocer a los hijos del primer hombre en llegar a la Luna, y también a Janet hasta su fallecimiento. «El legado era tan importante que había que contarlo», ha asegurado. Y es que la película no narra solamente cómo fue la misión espacial, sino también sus vivencias personales».

«Yo solo conocía las imágenes de ellos sonriendo frente a la cámara, no tenía ni idea de lo que estaban pasando a nivel privado», ha dicho haciendo referencia a la muerte de su hija a los 3 años. En la película hay una secuencia que nunca se sabrá si fue real o no; el astronauta tira en la Luna una pulsera de su pequeña. «A los astronautas se les permitía llevar objetos personales. Neil pasó un tiempo solo en la Luna y no se sabe lo que hizo exactamente. Tampoco documentó todos los objetos que llevó consigo, por lo que lo de la pulsera era algo que podría pasar», ha comentado.

Ceñirse a la realidad

Respecto a su interpretación, ha subrayado que «ha sido una gran oportunidad, pero también una gran responsabilidad debido a la gran profundidad del personaje. Ha sido un reto transmitir su extraordinaria humildad y valentía. Cuando intentas entenderlo todo te enriquece como actor. Era un hombre con muchas capas. Intentamos quitarlas todas y descubrir al hombre detrás del mito».

Por todo ello le ha resultado «diferente interpretar a Amstrong en comparación con cualquier personaje ficticio» pues la ficción le permite tener libertad para crear lo que le apetece, mientras que en este caso los hijos del astronauta iban a ver la película y tenían que sentir el reflejo de sus padres.

Respecto a Foy, ella ha asegurado que su trabajo fue «más fácil porque la historia de Janet era la parte de la historia que no se conocía. Ha sido interesante dar voz a esas mujeres que se quedaron en casa apoyando a sus esposos. Para poder contar la historia de Amstrong no puedes ignorar a sus seres queridos, que le querían y le apoyaron. Janet es una parte de esa vida. Yo la admiraba y he tenido una gran suerte al poder interpretarla».

Preguntada sobre el sueño americano, Foy, que es británica, ha manifestado que «en los años de la carrera espacial todos tenían una idea de lo que querían hacer. Janet pensaba en tener una casa, una familia y era feliz. La gente prefiere pensar en la perfección en lugar de en la realidad porque esta les da mucho miedo».

Según han relatado los intérpretes, para prepararse para la película contaron con la ayuda de la Nasa y también de astronautas que han estado en la Luna en el plató de rodaje. De hecho, las conversaciones que se dan en cabina son transcripciones de grabaciones reales, por lo que intentan dar la sensación al espectador de que realmente están en la misión Apolo 11.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK