El Gobierno de Lakua afirma que todavía hay «alternativas de futuro» para La Naval

El portavoz del Gobierno de Lakua cree que la solicitud de la apertura de la fase de liquidación de La Naval es «una muy mala noticia sin ambages», aunque considera que todavía hay «alternativas de futuro» y «no es momento de hablar del astillero como algo que pertenece al pasado».

NAIZ|BILBO|2018/09/25 13:29|0 iruzkin
Naval
Instalaciones de La Naval. (Luis JAUREGIALTZO/FOKU)

En rueda de prensa posterior el Consejo de Gobierno, el portavoz del Ejecutivo, Josu Erkoreka, ha reconocido que La Naval está «en una situación muy grave y muy extrema» y que con el inicio de la fase de liquidación «el margen se estrecha, el tiempo se limita y las posibilidades se reducen».

No obstante, «hay oportunidades y el Gobierno vasco está convencido de que no es momento de hablar en absoluto de La Naval como algo que pertenece al pasado».

Así se ha pronunciado Erkoreka sobre la decisión de La Naval de Sestao de solicitar al juzgado la apertura de la fase de liquidación de la empresa.

Este trámite se producirá tras varios meses de negociación sin resultado con el armador holandés Van Oord y los bancos implicados en el proyecto de construcción del buque 347, la draga ’Vox Alexia’.

«Hay alternativas de futuro y el Gobierno sigue empeñado en trabajar esas alternativas con todos los actores implicados», es decir, empresa, administración concursal y trabajadores, con quienes el Ejecutivo tiene previsto reunirse este jueves.

El portavoz se ha comprometido a seguir trabajando hasta el ultimo momento» en la búsqueda de nuevos inversores o para conseguir por «todas las vías tanto locales como extranjera» que el armador holandés concluya la draga en Sestao con el objetivo de «mantener la actividad y el empleo».

Ha advertido no obstante de la imposibilidad de que las instituciones rescaten el astillero porque «las ayudas de Estado están tajantemente prohibidas y si la UE las detecta, las anula y exige la devolución».

«Ya tenemos experiencia con esto en Euskadi» y las consecuencias han sido «especialmente gravosas» y «perniciosas», ha dicho Erkoreka. «No debemos adentrarnos en este camino», ha recalcado el portavoz, quien no obstante ha ofrecido «toda la implicación» del Gobierno para evitar la desaparición del astillero.

En una línea similar, el viceconsejero de Industria, Javier Zarraonandia, ha afirmado en los micrófonos de Onda Vasca, que no se puede negar que la situación de La Naval es «complicada y muy delicada». Ha recordado que está en concurso de acreedores y la fases de ese procedimiento avanzan y ahora «toca la fase de liquidación». «Lo cual no quita que todavía tenemos tiempo para seguir trabajando», ha añadido.

Zarraonandia cree que todavía hay margen de tiempo y hay «semanas y meses para buscar inversores que den continuidad a la actividad y seguir negociando con armadores y clientes para que traigan carga de trabajo».

ELA: «Se puso una bomba de relojería»

En una entrevista en la misma emisora, el secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, ha afirmado que La Naval tiene carga de trabajo y no tendría problemas para su continuidad si hubiera financiación.

Además, ha asegurado que el día en el que se decidió que el astillero se privatizara, «se puso una bomba de relojería al proyecto, porque un astillero necesita de fuertes cantidades de financiación para que sea atractivo». 

En ese sentido, ha destacado que desconoce «el grado de implicación» que van a tener el Gobierno de Lakua, la Diputación de Bizkaia y las instituciones para dar continuidad al proyecto.

Petición de rescate

El parlamentario de Ezker Anitza-IU y portavoz adjunto de Elkarrekin Podemos en el Parlamento de Gasteiz, Jon Hernández, ha manifestado que las administraciones «tienen herramientas suficientes» para «rescatar» al astillero al igual que se ha hecho con la banca.

En una nota, ha destacado que La Naval es una empresa que «da muchos puestos de trabajo directos e indirectos», pero que «tiene un futuro incierto debido a un proceso privatizador» que ha desembocado en la apertura de la fase de liquidación de la empresa.

El parlamentario de Elkarrekin Podemos ha considerado que las instituciones tienen que «apostar directamente por el control público de La Naval» y ha señalado que «al igual que se han rescatado bancos» es «posible» el rescate de La Naval y «reflotar esta empresa».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK