EH Bildu ofrece a Lakua dos abstenciones para rectificar su política presupuestaria

La Mesa Política de EH Bildu ha acordado hoy ofrecer al Gobierno de Lakua dos abstenciones para aprobar unos presupuestos que supongan el inicio de la rectificación en su política económica, empezando por buscar soluciones a los pensionistas avanzando hacia los 1.080 euros, la generación de nuevo empleo atendiendo principalmente a los jóvenes y a acabar la brecha salarial entre hombres y mujeres.

@gara_iiriondo|2018/10/08 13:26|26 iruzkin
Maddalen-arnaldo
Maddalen Iriarte y Arnaldo Otegi han expuesto la postura de EH Bildu ante el debate presupuestario. (Juan Carlos RUIZ/FOKU)

El Gobierno de Lakua necesita un voto a favor o dos abstenciones para poder aprobar los presupuestos de la CAV para 2019. La Mesa Política de EH Bildu ha decidido hoy ofrecerle esas dos abstenciones para sacar adelante unas cuentas que sería el inicio de una rectificación de su política presupuestaria neoliberal por otro «que ponga a la gente en el centro de las políticas públicas».

Maddalen Iriarte y Arnaldo Otegi han comparecido ante los medios para fijar cuáles serían los mínimos para es acuerdo de rectificación: «Empezar a buscar soluciones a la situación que viven las y los pensionistas vascos, en especial las viudas, con el objetivo último de llegar a los 1.080 euros de pensión mínima; la generación de empleo nuevo, estable y de calidad o dar pasos encaminados a poner fin a la brecha salarial entre hombres y mujeres son nuestras prioridades y entendemos que de la mayoría de la sociedad vasca». 

EH Bildu ha recordado que fue decisión «del PNV y sobre todo del lehendakari, Iñigo Urkullu», llegar a un gobierno en minoría con el PSE, «la cuarta fuerza del Parlamento», para luego ir aprobando presupuestos y políticas neoliberales con el PP. Pero ahora el escenario ha cambiado y el debate presupuestario en la CAV se va a dar en circunstancias distintas. Otegi e Iriarte han afirmado que la intención de EH Bildu es ser «una izquierda útil» para «mejorar las condiciones de vida material de la gran mayoría social trabajadora de nuestro país». Con ese objetivo, ofrece «su mano tendida» a lo que han explicado que no es «para un pacto presupuestario sino para el comienzo de la rectificación de las políticas económicas, fiscales y de empleo llevadas hasta el momento».

Tras la oferta de esas dos abstenciones, EH Bildu entiende que está en manos del lehendakari y su Gobierno atenderla y comenzar a satisfacer las demandas más urgentes, o darles la espalda. Maddalen Iriarte y Arnaldo Otegi han asegurado que en la negociación van a mantener una actitud responsable, y han añadido que «estamos convencidos y convencidas de que se dan las circunstancias políticas, sociales y económicas para que este país dé un salto cualitativo y cuantitativo en todos los órdenes, también en el presupuestario».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK