El Parlamento de Gasteiz insta a Lakua a respaldar una adquisición público-privada de La Naval

El Parlamento de Gasteiz, de forma unánime, ha instado al Gobierno de Iñigo Urkullu a elaborar un informe para «estudiar y respaldar» la puesta en marcha de una operación de adquisición público-privada de los activos de La Naval para garantizar su viabilidad económica y así la de su industria auxiliar.

naiz|Gasteiz|2018/10/11 11:08|6 iruzkin
Naval
Manifestación en defensa de La Naval que recorrió ayer las calles de Sestao. (Aritz LOIOLA / FOKU)

Todos los grupos del Parlamento de Gasteiz han apoyado una iniciativa original defendida por EH Bildu y Elkarrekin Podemos en la que han instado a Lakua a elaborar un informe para «estudiar y respaldar» la puesta en marcha de una operación de adquisición público-privada de los activos de La Naval.

La declaración del pleno se produce un día después de que el administrador concursal y la dirección de La Naval hayan comunicado al comité de empresa que antes de finalizar octubre se va a presentar un ERE de extinción para la totalidad de la plantilla, 177 trabajadores.

En la enmienda aprobada se sostiene que la situación de Ezkerraldea pasa por mantener la actividad del astillero y de su industria auxiliar. Para ello, el Parlamento insta al Ejecutivo de Iñigo Urkullu a poner todos los medios disponibles a su alcance, incluyendo la inversión económica directa para evitar el cierre.

También solicita la convocatoria de una mesa en la que participen ambos ejecutivos, los accionistas de La Naval y la representación de la plantilla para estudiar todas la opciones, entre ellas, la participación de las instituciones públicas en la propiedad del astillero. La Cámara emplaza al Ministerio español de Industria a colaborar con Lakua en este camino, en especial en la búsqueda de un inversor de futuro y en la posible participación pública.

Desde los grupos parlamentarios, Iker Casanova (EH Bildu) ha reconocido que el Gobierno de Urkullu «no puede sacar la chequera y comprar La Naval», por lo que ha apuntado que no se puede actuar con «frivolidad», pero tampoco se puede fiar todo a la aparición de «un mirlo blanco ni de un unicornio».

José Ramón Becerra (Elkarrekin Podemos) se ha mostrado más escéptico con lo aprobado y ha vuelto a reclamar el «rescate público de La Naval» al defender que es posible la participación pública «no sólo parcial sino total» y ha criticado al Gobierno de Gasteiz por actuar de forma «inconsciente, débil y cambiante».

Luis Javier Tellería (PNV) ha defendido la actuación del Ejecutivo de la CAV y ha defendido que «aunque agónica», gracias a su labor La Naval «está viva y con esperanzas», mientras que la Alexia Castello (PSE) ha señalado que «no hay que tirar la toalla» y ha pedido al lehendakari, Iñigo Urkullu y a la consejera Arantxa Tapia que «den un mil por mil» para evitar el cierre.

Por último, Antón Damborenea (PP) ha destacado la importancia de articular un proyecto público-privado porque es un sector económico viable que en el caso de La Naval «ha tenido una gestión que no ha sido nada buena».

Trabajadores de La Naval han seguido el debate desde la tribuna de invitados y se han concentrado en los exteriores de la sede legislativa para pedir el rescate de la empresa, tal y como reclamaron ayer cerca de 3.000 personas que participaron en la manifestación que recorrió Sestao para exigir a los gobiernos de Madrid y Gasteiz  que demuestren que «tienen miras de estado».

 

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK