La demanda de justicia para Iñigo Cabacas vuelve a resonar a las puertas del juzgado

Una concentración ha vuelto hacer resonar a las puertas del juzgado la demanda de justicia para Iñigo Cabacas antes de iniciarse la penúltima sesión del juicio por la muerte del joven aficionado del Athletic a causa del impacto de una pelota de goma disparada por la Ertzaintza. 

NAIZ|BILBO|2018/11/07 11:36
Cabacas-liceranzu
Manu Cabacas y Fina Liceranzu, padre y madre de Iñigo, a su llegada al juzgado. (Luis JAUREGIALTZO/FOKU)

Decenas de personas se han concentrado frente el Palacio de Justicia de Bilbo para reclamar justicia para Iñigo Cabacas, minutos antes de que, en el interior, arrancara la penúltima sesión del juicio por la muerte del joven basauritarra a causa de un pelotazo en abril 2012. 

Los asistentes, muchos de los cuales portaban petos con el rostro de Iñigo Cabacas, han coreado el lema «justizia Iñigorentzat», que también lucía en la pancarta que ha encabezado la protesta. 

John Finnie

Mientras se desarrollaba la concentración, el parlamentario de Edimburgo por el Partido Verde, John Finnie, también exoficial de la Policía Escocesa y activista por una Seguridad Pública Democrática, ha asegurado a los medios que resulta «difícil» comprender cómo disparar pelotas de goma en un espacio «tan confinado» como el callejón de María Díaz de Haro, en el que resultó mortalmente herido Iñigo Cabacas, se puede considerar una actuación policial «razonable».

Además, Finnie ha confiado en que el juicio por la muerte de Cabacas permita extraer «alguna conclusión» para que «una cosa así nunca se repita».

Finnie, que asiste por segunda vez a la vista oral como «observador», ha explicado que compareció también este pasado lunes ante la Comisión de Seguridad del Parlamento de Gasteiz, «en el contexto de la revisión de la Ley de Policía». Tras la jornada de ayer en la Audiencia, le quedó «muy claro, sin ninguna duda» que «la causa de la muerte de Iñigo Cabacas fue un pelotazo de goma».

En su opinión, es una situación que «se hace muy extraña para alguien de Escocia porque, aunque cuentan con proyectiles de goma, jamás los utilizarían en situaciones de orden público», sino que se usan «como alternativa no letal a incidentes en los que hay armas de fuego por parte de supuestos criminales». En su opinión es «importante que se puedan extraer conclusiones» de este proceso.

Ha destacado la necesidad de «mecanismos robustos de procedimiento en todos los aspectos de la acción policial», pero sobre todo en los incidentes en los que haya habido «utilización de armas de fuego de otro tipo».

«Estos mecanismos de dación de cuentas transparentes no debilitan las acción policial sino que la refuerzan, en tanto en cuanto ayudan a que la ciudadanía tenga confianza en lo que es un servicio público que se hace para ellos, para mejorar sus vidas», ha señalado.

El parlamentario ha recordado que en Escocia, de los 17.234 policías, menos del 3% llevan armas de fuego. Según ha dicho, en el contexto «del fin de la violencia» quizás haya «una oportunidad» en Euskal Herria para «reevaluar este uso o hasta qué punto es necesario dar armas de fuego a las diferentes policías que operan en el territorio».

Posteriormente, la declaración de peritos de la Policía española ha dado inicio a la penúltima sesión del juicio. Agustín Goikoetxea está narrando en directo lo que ocurre dentro de la sala

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK