Sortu: «El problema no es Murillo ni Llarena, es usar la Justicia para la unidad de España»

Sortu extrae consecuencias importantes del fallo europeo que ha declarado injusto el juicio del «caso Bateragune». Constata la utilización de la Justicia para blindar la unidad de España, reclama a los poderes estatales «que abandonen la violencia y hagan su transición», y alienta a la unión de fuerzas y estrategias entre vascos y catalanes, ahora que están ante su propio «Bateragune».

Ramón Sola|DONOSTIA|2018/11/07 13:40|12 iruzkin
Rodriguez-jacinto-zabaleta-diez
Rodríguez, Jacinto, Díez y Zabaleta han valorado la sentencia en Donostia. (Juan Carlos RUIZ/FOKU)

Arkaitz Rodríguez, Sonia Jacinto, Miren Zabaleta y Rafa Díez han comparecido en la sede de Sortu para valorar la sentencia de Estrasburgo que da la razón a su recurso (Arnaldo Otegi, la quinta víctima del encarcelamiento injusto, se encuentra en Bruselas). Con evidente satisfacción, Rodríguez ha comenzado constatando que ayer fue «un día negro» para el Estado español por dos sentencias: esta europea que da la razón a los líderes independentistas vascos y la del Supremo sobre las hipotecas. Cree que ambas definen bien un escenario que la izquierda abertzale lleva décadas resumiendo así: «El Estado español no es democrático».

Sobre su caso concreto, ha puesto de manifiesto el secretario general de Sortu que «hay una utilización política de la Justicia al servicio de una estrategia de Estado, al servicio de la unidad de España. Ese es el problema, no Murillo o Llarena, esto no es una cuestión de jueces más o menos lenguaraces».

En la comparecencia ha habido varias referencias a Catalunya, en vísperas del juicio al «procés» que Arkaitz Rodríguez define como «el Bateragune catalán». En este contexto, Sortu anima a «unir fuerzas y concertar estrategias, ante Madrid y Bruselas, porque habrá que obligar al Estado a hacer una transición. Como dice la canción, si estamos juntos, seguro que cae». Considera que esa entente vasco-catalana debe tener reflejo electoral, político, institucional y social.

Al Estado español le ha instado, aunque sin demasiadas esperanzas, a que «aproveche esta oportunidad para abandonar la represión y la violencia, para hacer su propia transición hacia fórmulas exclusivamente políticas y democráticas. Desmonten su arsenal», ha dicho Rodríguez.

Preguntado sobre si van a tomar alguna iniciativa jurídica tras este fallo de Estrasburgo, el secretario general de Sortu y encarcelado seis años por este caso ha indicado que han empezado a valorarlo, pero abriendo claramente la puerta a una petición de revisión de condena ante el Supremo. Ello podría suponer que se anulara toda la causa, con lo que decaerían también las inhabilitaciones de Rafa Díez (hasta 2019) y Arnaldo Otegi (hasta 2021). Y ha dicho que en esa vía no hay posibilidad alguna de que se acabara repitiendo el juicio.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK