Aumenta un 0,5 % el riesgo de pobreza en Nafarroa, que afecta a 86.500 personas

El 13,5 % de la población navarra, unas 86.500 personas, viven en riesgo de pobreza y exclusión social, según datos de 2017 que suponen un aumento del 0,5 % respecto al año anterior, mientras que la pobreza severa alcanza al 4,1 % de los navarros en una cifra que crece por quinto año consecutivo.

Naiz|2018/11/08 11:48|0 iruzkin
Rentainclusion
Aumenta un 0,5 % el riesgo de pobreza en Nafarroa, que afecta a 86.500 personas. (GOBIERNO DE NAFARROA)

Así lo recoge el informe de EAPN España (la filial estatal de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza) cuyos datos han hecho públicos en conferencia de prensa los miembros de la red en Nafarroa, cuyo presidente, Rubén Unanua, ha incidido en que el aumento del 0,5 % en el herrialde de las personas en riesgo contrasta con el descenso en el Estado del 1,13 %, si bien su tasa sube al 26,6 %.

Ha reconocido que este contraste puede achacarse a que Nafarroa partía de una situación mejor, aunque ha incidido en los «preocupantes» datos relativos a la pobreza severa, de forma que la mitad de las personas pobres en el herrialde están en situación de pobreza severa (26.000 personas) y residen en hogares cuyos ingresos son inferiores a 355 euros por unidad de consumo.

Por otro lado, la tasa de pobreza (porcentaje de personas que viven en hogares cuya renta es inferior al umbral de riesgo de pobreza) marca «un dato positivo» y baja a un 8,3 %.

Unanua ha advertido de que, «a pesar de ser la comunidad con menor índice de pobreza, Navarra se sitúa con una de las rentas medias por unidad de con sumo más altas (20.022 euros), lo que hace que la brecha que las personas en situación precaria tienen que superar sea mayor».

Además, desde el inicio de la crisis «la situación de vulnerabilidad de las personas se ha incrementado casi en un 5 %, lo que supone que unas 33.000 personas más en Navarra están en riesgo o en situación de pobreza», de forma que es el territorio donde la pobreza más ha crecido en los últimos 10 años (57 %).

Otro de los datos del informe es la tasa AROPE (indicador de Eurostat que identifica a las personas en estas carencias si están en situación de riesgo de pobreza, sufren privación material severa o en un hogar con baja intensidad de trabajo) que en este caso alerta del «sesgo de género» como «factor importante» para el riesgo de pobreza.

Así, mientras que la tasa masculina ha bajado al 11,9 % (37.954 hombres), la femenina ha subido hasta en un 4 % y ya son el 15 % de mujeres las que se encuentran en situación de pobreza y exclusión social, lo que supone 5.000 más que en los datos del año anterior.

Con todo ello, el presidente de la Red Navarra de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión ha señalado que hay un perfil de riesgo de pobreza amplio, aunque marcado en mayor medida si se es mujer -«un billete hacia la pobreza», ha dicho-, extranjero sin una red familiar sólida, o perteneciente a un hogar monoparental (encabezado habitualmente por una mujer).

Unanua ha señalado que no han podido calibrar aún los resultados de las medidas puestas en marcha en los últimos años por el Gobierno navarro, como el Plan de Inclusión Social o el de alquiler de vivienda, si bien entienden que «los datos tienen que ser positivos pero no sabemos hasta qué punto».

En cualquier caso, ha advertido de que en la última década en Nafarroa «las políticas de prestaciones pasivas han dado bastantes bandazos y creemos que eso ha podido influir en la situación de pobreza de la Comunidad», ha señalado para indicar que, aunque en los últimos años «han mejorado», la Red «siempre ha reivindicado que fueran acompañadas de políticas activas» que acompañen a los afectados.